sábado, abril 17, 2010

Obsesivo-compulsivo

Algunas personas tienden a preocuparse demasiado por problemas, entonces repiten situaciones, pensamientos , conversaciones o imágenes una y otra vez sin poder controlar y parar en un momento determinado, afectando de este modo su estado de ánimo y posteriormente su conducta. Entonces la angustia y el pesar parecen nunca irse.
El trastorno obsesivo-compulsivo pertenece al grupo de desordenes de ansiedad.
Existen varios tipos de T.O.C. Y puedes investigar en la red sobre ello.
El trastorno obsesivo-compulsivo filosofal lo padecen personas que viven en un proceso metafísico del que no pueden desprenderse, se presta atención excesiva a los detalles, a veces sientes estar en una constante lucha, peleas por cada cosa que ofrezca un espacio de tranquilidad, los pensamientos te roban de la realidad. Se calcula que aproximadamente el 2% de la población padece de T.O.C. (quizás durante un breve periodo de su vida, o de forma crónica). Las obsesiones y las compulsiones: son una fuente significativa de malestar para el individuo y suelen interferir en su funcionamiento social, de modo que socializar puede volverse difícil y empañado.

3 comentarios:

Jorge González Durand dijo...

Los TOC son más frecuentes de lo que pensamos. Si lo permitimos, nos pueden ir robando nuestra cotidianidad. Yo sufrí de un TOC, afortunadamente no fue el filosofal jajajaja
un abrazo gorila

Anónimo dijo...

Yo sufro el toc filosofal y el repetitivo es de verdad un verdadero calvario

Anónimo dijo...

sufri el filosofal, toda situacion superaba mi capacidad de entendimiento, hoy por hoy tengo bastante menos ansiedad, pero lo peor que he sufrido son las obsesiones