jueves, abril 29, 2010

A veces pienso que:

Sólo estoy probando conceptos como entremeses y saliendo vivo de sentencias lanzadas como piedras. ¿Soy yo, o sigo molestando a muchos?

sábado, abril 24, 2010

Artemis

Un viejo amigo que siempre extraño.

miércoles, abril 21, 2010

Alguien para amar

Dios por favor cuida a mi mamá.
Calma la sed del que menos hayas podido ayudar.
Que el cielo siga azul. Líbranos del mal.
Y si no es mucho pedir mándame a alguien para amar.

El Mar de Marzo


A Rosemary le cambié el nombre y al principio no le gustó, tal vez no le siga gustando pero ya se hizo la idea de que le digo "Sheryl". Pepe creció un año más y Andrés tuvo tiempo para pensar. Yo escribí en mi cuaderno. Sheryl, Pepe y Andrés conocieron puerto Colombia y Choroní, luego todos escribimos en nuestras mentes. Sheryl compró recuerdos y otros los compartió, Pepe escribió en la arena y Andrés se echó desnudo al mar; y luego yo también. Y entonces todos por las calles caminamos y reímos. Y algunas noches lo repetimos, con o sin el mar, pero queriendo siempre volver allí.

Para
:Rosemary Sheryl, Pepe y Andrés.


sábado, abril 17, 2010

Obsesivo-compulsivo

Algunas personas tienden a preocuparse demasiado por problemas, entonces repiten situaciones, pensamientos , conversaciones o imágenes una y otra vez sin poder controlar y parar en un momento determinado, afectando de este modo su estado de ánimo y posteriormente su conducta. Entonces la angustia y el pesar parecen nunca irse.
El trastorno obsesivo-compulsivo pertenece al grupo de desordenes de ansiedad.
Existen varios tipos de T.O.C. Y puedes investigar en la red sobre ello.
El trastorno obsesivo-compulsivo filosofal lo padecen personas que viven en un proceso metafísico del que no pueden desprenderse, se presta atención excesiva a los detalles, a veces sientes estar en una constante lucha, peleas por cada cosa que ofrezca un espacio de tranquilidad, los pensamientos te roban de la realidad. Se calcula que aproximadamente el 2% de la población padece de T.O.C. (quizás durante un breve periodo de su vida, o de forma crónica). Las obsesiones y las compulsiones: son una fuente significativa de malestar para el individuo y suelen interferir en su funcionamiento social, de modo que socializar puede volverse difícil y empañado.

jueves, abril 08, 2010

Pequeño secreto para antes de que acabe el día

Y soplé en tu día especial una vela y la guarde para mí.
Y cantarte en la distancia donde me tocó estar,
Y quedarme callado para no decirte que se me gastó el amor para ti.

domingo, abril 04, 2010

A veces pienso que:

El odio es una forma mal expresada del amor.

Con la V de tu nombre

Naciste de la "A"
recibido entre nubes de tela,
jugaste con tildes, acentos
y caballos troyanos de madera.

Naciste genio de la ortografía,
bañado en ríos de plata
y piedras de uvas,
de cuerpo pequeño y ojos oscuros,
parejos, juntos, ajenos de heterocromía.

Naciste de la "A"
recorres pequeños pasos del alfabeto,
conjugas, lees, educas, juegas.
Vives con la "V" de tu nombre.

En el camino de letras avanzarás
hasta el destino de tu lejana "Z",
lejano camino, lejano...
donde todo volverá a empezar.

Los jardines convierten su grama
son manos con lápices que escriben para ser evaluados por ti,
porque te canta la "R" con su "P" de piano.

Genio de cuerpo pequeño
nacido del español que te ama,
al que más respetas,
bailas entre letras borrachas que mueren por tener valor,
y lloran tristes por no ser palabras de nadie,
entonces van a tus manos y las guardas,
donde guardas las cosas que han botado,
las que no son, ni fueron, pero serán de alguien.

Para V en su cumpleaños .

sábado, abril 03, 2010

A veces pienso que:

El diablo es una excusa que Dios inventó para cuando se equivoca.

El boleto


Los cuentos, los miedos, los viajes, los poemas, los besos, las putas, los santos y las maldiciones. Este es mi boleto, lo tomo y me voy.

Mi mentira es tu verdad


No recuerdo la última vez que el piso me recibió de está manera, mi coraje y mis defensas están hinchadas junto a mí. Huele a madera. Como tu piel, cierro los ojos y me encojo tirado.
Odio las cosas que no podemos elegir. Podría mi furia pasar tus distancias y ahogarse en tu lago, y comer la cabeza de tus ángeles mentirosos. Podría yo mismo echar tierra a mis pupilas para no verme descocido a ti. No recuerdo cuando fue la última vez que te besé.
Soy de entusiasmo roto y atravesado por metales, soy un colador hecho de agujeros de los choques, porque soy mi destrucción y mi salvación.
Podría confesar el secreto sobre el daño que te hice, decirte que él no existe. Pero ciertas confesiones amenazan con que mi orgullo fracture mis rodillas. Mi mentira se hizo tu verdad, y podría decirte que estoy contigo pero no cambiaría nada. Tú no cambiarás, la fiebre dañada de mi pasión haría llamas tu bosque perdido, para matarte dentro, para quemar tu maldita cobardía, hasta que escapes y decidas crecer. ¿Si te di mi piel para esconderte ahí cómo es qué no me sirve a mí para nada? Cariño me hice inservible de tanto servir. Ahora noto lo diferente que somos y por astucia no diré más. Mi mentira se hizo tu verdad y están cerrando las cortinas para limpiar los restos de lo que quedó, la broza de una función negra y repetida, los trozos pisados de ilusiones, las cosas que no vivimos vida mía y las noches malditas también. El sentido de supervivencia me hace perderme, alejarme para no enamorarme de ti otra vez, para dejar de quemarme con la misma llama. Nunca el piso me había recibido así, pero él está acostumbrado a mí como yo a él, soy de los seres de aguante, un desastre de emociones hinchadas, y si alguna vez se hace tarde y no nos cruzamos, está bien sólo me quedará recordarte, pensar que fue lo mejor... engañarme.