jueves, junio 23, 2011

A veces pienso que:

Para nosotros la tragedia siempre es protagónica. Una uña, un amor, una bala. Pequeñas o grandes,  siempre son protagónicas.

martes, junio 21, 2011

Combustión

Pasa tus dedos a piel rasgar
y que empiece la combustión
para quemar un loco amor
y las culpas de un besar
pasa tu aliento a piel rasgar
la corriente de tu espalda
y sus bosques virginales.
Que empiece la combustión
para encender las aflicciones
y oxidar tu cruel reparo
que castiga y que castiga.
Pasa tu desvelos a mis noches
que arda con oxigeno la piel
y siempre a tu contacto luz y calor
porque trajiste estrellas a mi techo
y guardaste el mar entre mis huesos
y entonces fue vapor.
Pero el incendio de tus besos
es sólo un quinqué al asomarse tu conciencia.
Aún así,
siempre a tu contacto luz y calor
que empiece la combustión.

jueves, junio 16, 2011

Jueves del mal

El jueves del mal escupió sobre mi obra, el jueves del mal.
La desgracia bailó tap sobre mi techo en el jueves del mal.
Y el hambre aplaudía en mi estomago.
El jueves del mal hizo de mi amante curioso un amante insípido.
El jueves del mal malogró mi paraguas, el jueves del mal.
se cagó en mis horas, se burló de mis pasos, invadió mis espacios
El jueves del mal volvió furia mi tristeza, el jueves del mal.
Mi derrota te hizo invencible en el jueves del mal.
Las esperas me comieron, mis respuestas se ignoraron.
En el jueves del mal me robaron mi futuro, el jueves del mal.
Violaron mis limites, burlaron mi existencia,
me ofrecieron pajas a distancia, me estorbaron,
me malinterpretaron, me fracasaron,
me anti-sexualizaron, me agonizaron,
me infectaron,
y la locura me dejó.
Qué irritable la apatía
en el jueves del mal

miércoles, junio 15, 2011

Paloma negra


Vente a volar de madrugada, a mi cama, vente a volar.

martes, junio 14, 2011

A veces pienso que:

Esas veces que en la calle huele mal, sospecho, que es el cadáver de nuestra cultura en estado de descomposición.

domingo, junio 12, 2011

Aviador


Yo quiero besarle como la chica le está besando
Yo quiero que mis decepciones le rompan el corazón
Si tan sólo mis rasguños pudieran excitarle.
Pero incluso la belleza no le mantendría a mi lado.
Esta atracción es sólo otro gusto hacia lo idiota
Una inconformidad erecta, queriendo lo que se niega.
Si tan sólo la mente dejara de castigarle
Yo quiero llenar sus espacios gentilmente.

Yo quiero que mi contacto sea apreciado
Y qué sorpresa si mi sabor le terminase gustando.
Pero luego el aburrimiento me llevaría lejos.
Y qué sorpresa si su dureza se asomara en la noche
Pero luego mi curiosidad pediría más
Oh, pero mis encantos no sirven para hacer que se quede.

Si tan sólo la esperanza dejara de apadrinarle
Pero incluso mi inteligencia no le mantendría a mi lado
Yo quiero que los obstáculos no nos priven de los toques
Yo quiero que mi misterio le sea fascinante
Por eso tenderé trampas para poder besarle:
Entonces voy a envolver hasta probar mi punto
Y su masa, su masa también.
Oh, pero mis encantos no servirían para hacer que se quede.


(Entrada número 500 del blog)

viernes, junio 10, 2011

Benjamín


A un rato le falta amor, le falta gente, le sobra espacio.
Le faltas tú;
y yo seré el espacio.
A un rato le falta una hora, una sombra, una parte, otra tarde.
Le faltas tú;
y lo tarde seré yo.
A un rato le falta un principio y un final, un conflicto y paz,
le falta una madre, y quisiera cuidarte
A un rato le faltan pestañas para beber
Silencio para hacer y naciones para mandar.
Y falta distancia,
porque de cerca no siempre se mira bien,
entonces; a un rato le faltas tú.
Y la distancia la haré yo.






sábado, junio 04, 2011

Antonio



Tu voz me quita la cáscara
qué angustia cuando la noche busca morder
mi compás te escogió entre la manada.
Y me gusta esa versión soñada de ti.
Esa.
Esa versión tuya, que se queda acostada después de la gloria.
Tu agua de dorados charcos.
Tu espalda absorbe suspiros todas esas veces
que no me cabes en la mirada.
Qué impreciso contacto.
Tenías que ser azul para ahogarme en ti.

miércoles, junio 01, 2011

A veces pienso que:

La única libertad que quiero para los míos, es la que les permita quitarse la ropa sin una mente que los castigue.