martes, diciembre 04, 2012

Azul y no tan Rosa y Cien colores Más

 
El 30 de Noviembre de 2012 se estrenó en los cines venezolanos el largometraje que Miguel Ferrari inició como proyecto en el año 2008, "Azul y no tan Rosa". Debo reconocer que cuando vi el tráiler de esta película, pensé que era bueno que tocaran al fin aquel "Tema silencioso", el tema que sólo usan para reír en Televisión Nacional, aún así me preocupaba la forma en que lo tocarían, porque estamos, sobre todas las cosas escasos de justicia y educación.Sin embargo hay veces en nuestra vida que podemos equivocarnos, y luego de ver quizás el mejor intro que he visto en el cine nacional, Azul y no tan Rosa, me demostró que yo estaba maravillosamente equivocado, pues el tema no sólo había sido tocado en un tono inteligente y honesto, sino que estaba cuidadosamente detallado, lleno de valores estéticos que llenarían mis expectativas.

Azul y no tan Rosa no sólo es una buena película, sino que es justicia al cine venezolano. Anuncio como tonto, a aquel que diga, que defina o etiquete este trabajo, como "Solo una película gay", pues Azul y no tan rosa cuenta con un montón de colores, temas, emociones y formas, que la convierten en una película multigenero, que como buen cuentacuentos te hace reír, llorar y pensar una y otra vez.  Miguel Ferrari sabe sin duda lo que hace, y conoce el valor estético del detalle como herramienta sensorial, y Alexandra Henao supo traducir eso a una impecable fotografía. Azul y no tan Rosa es transformación, es atrevimiento brillante, es un beso distinto, un rescate del concepto de la familia, una cachetada a los burlones, una patada en el culo a los odiantes. Y sobre todas las cosas es un mensaje que llega en momentos de necesidad. En un país donde ningún medio televiso muestra decentemente a un personaje sexodiverso, en un lugar donde no sólo se condena lo diferente, sino que se atenta contra ello, en un país donde te queman vivo por tener una opción sexual distinta (Léase caso de Ángelo Prado).
 
Una película como Azul y no tan Rosa hace una pequeña gran diferencia en la historia de los marginados, a los que simplemente son distintos. Pero más allá de un mensaje social, me encontré con una gran realización cinematográfica que brillantemente se aleja de lo vulgar y no peca de pretenciosa. Este proyecto, grabado en Madrid, Caracas y Mérida, reúne personajes inolvidables, con matices distintos y ricos, diría yo que algunos inclusive con matices Almodovarianos que decentemente te hacen sentir que la emblemática Hilda Abrahamz A.K.A Delirio del Río  (Como Dolores pero Delirio) Es amiga intima de la inolvidable Agrado (Antonia San Juan) de Todo sobre mi madre. Perla Marina en la piel de Carolina Torres, es la protagonista sufrida y encantadora de su propia telenovela, que puede parecerse a la amiga que todos tenemos, que no escucha consejos hasta que es demasiado tarde, y sin embargo ofrece un carisma natural que es para nosotros, sumamente necesario. Carolina Torres trae un Ángel que se queda en la memoria.
   
Guillermo García interpreta a Diego, un personaje que según mi punta de vista, es el primer Homosexual realista que he visto en las pantallas Venezolanas. De mirada melancólica y sonrisa de niño, Diego es un laberinto, a veces un candado sin llave, y otras veces es como todos nosotros, solamente alguien que termina necesitando desesperadamente un poco de justicia. Diego es metamorfosis ante el abuso. La sensibilidad y el compromiso de Sócrates Serrano (Fabrizio) Ilumina, conmueve. Complementa en química e historia a Diego. Por su parte Ignacio Montes fue la gran revelación, quien en su natal España ya se da a conocer por su trabajo en TV, interpreta Armando, un muchacho que se ha hecho estragos en la ausencia de su padre, la soledad y la inseguridad, que termina estallando como un volcán para luego crecer y romper sus propias cadenas, ofrece momentos tan párvulos como intensos, al punto de convencer al espectador que está viviendo lo que él vive. 
Un elemento sumamente importante y destacable, y es que al fin nos encontramos ante una historia con Acción Dramática, es decir, los personajes se transforman, cambian, padecen, evolucionan, son humanos. Esta realización está llena de detalles, de tributos, algunos a la vista (Como un tranvía llamado deseo, o Rebelde sin causa) y otros que estoy seguro no descifro aún. Azul y no tan rosa, no es para verla una sola vez (Yo ya la he visto tres) es que nadie llora como llora Elba Escobar, es que quiero un abuelo tan ocurrente y colorido como Juan Jesús Valverde. Azul y no tan Rosa es que somos una rica mezcla cultural, es que nos están matando y nadie hace nada, es que se burlan de ti por ser diferente, sin siquiera preguntarse por qué, es la tonada de Luna llena de Simón Díaz, es el Tango Poema que canta Roberto Maida, mientras uno lo aprender a bailar, es un guiño maravilloso al Quinto Elemento, en voz de Mariaca Semprun bajo una escena que vuelve mar los ojos y te pega la piel del techo. Tiene quizás esa poética rica de estética pero llena de fuerza, como una canción de Mecano. Azul y no tan Rosa es mucho más que una película, es una pasión y un reclamo hecho arte, porque estoy seguro que Azul y no tan Rosa son más que dos colores, créanme son cien colores más, y si no puedes sentirlo, apreciarlo, verlo o vivirlo, podría ser que te has quedado un poco gris.

Puedes serguir al parte del Maravilloso elenco en twitter:
Miguel Ferrari:
Guillermo García: (Diego)
Ignacio Montes: (Armando)
Hilda Abrahamz: (Delirio) 
Carolina Torres: (Perla Marina)
Sócrates Serrano: (Fabrizio)
  
Puedes ver las ilustraciones que hice sobre la película aquí

7 comentarios:

Sócrates Serrano dijo...

Que hermosas palabras Daniel.
Los actores mas allá de nuestro ego, tenemos como misión transmitir un mensaje, expresar a otros lo que sentimos y queremos decir para sensibilizarlos o al menos permitir la reflexión. Leyéndote me siento complacido de haber cumplido contigo esa misión.
Me permito compartir lo que escribiste en otras redes sociales. Gracias multicolores!!! Un gran abrazo.

Carlos Neira dijo...

Estupenda descripción de la película y sus personajes, Daniel. Me eriza la piel de solo leerlo... Gracias por tan bello texto!!!

Webmaster dijo...

Woow muy buena esta nota que hiciste Daniel, creo que es la mejor nota que he leído hasta los momento, simplemente lo piensas y escribes con el corazón... Todo absolutamente todo lo que escribiste lo comparto.

Gracias y Saludos..
German Vivas
@GerCcs7

Daniel Duque dijo...

Gracias Daniel, ojalá y haya mucho más color de ahora en más en nuestros cines y en nuestras vidas ;)

Viktor dijo...

¡Absolutamente de acuerdo con tus comentarios! Solo quería aclarar que en la escena del teatro, el aria interpretada es "Casta Diva", de la ópera "Norma", de Bellini... Una elección interesante, ya que esta "canción" es una oración que la sacerdotisa entona a Latona, su diosa, para que cese la violencia, para que su pueblo se aplaque...

Karla Pravia Álvarez dijo...

Menos mal que no leí tu post antes de ver la película mi niño jejeje ni antes de escribir mi post. Grande tus escritos como siempre. Me encantó tu párrafo final, a mí se me escapó ese detalle jejeje. Se te quiere muchote!

Anónimo dijo...

quiero verla completa y no puedo alkien me ayuda a buscarla