viernes, agosto 31, 2012

lunes, agosto 27, 2012

Manifiesto

Incitando,
me muerdo los labios,
a ver si apareces.

domingo, agosto 26, 2012

Azul y Plata

Tuvo que morir alguna vez mi pasión,
para reencarnar ardiendo en otra piel. 
Reencarnó el ave de fuego desde mi espalda
se mezcló con tus estrellas
se volvió un ave constelada
cuando llegaste a mi ciudad,
Soy ahora el abrazo recién nacido.
La consigna es que me borres la boca,
y me dibujes otra vez en tus labios.
Fueron mis besos estrellas cayendo en tu planeta
y la magia ahora depende de ti,
entonces entenderé
si las estrellas se vuelven piedras
Azul y plateado, reposan las luces
que nos descubren sin ropa,
poco a poco se funden las cosas
y se fundió la luz, en lo blando de nosotros
Tú dejaste trece luciérnagas de febrero
alumbrando mi habitación,
bonitas memorias de luz
azul y plata
El día se pintó rico y distinto.
Ansía así, el ave de mi espalda,
las estrellas en tu planeta
el calor de la pasión nacida
y las trece luciérnagas:
Las manos bajo la mesa
y la desnudez repetida,
con un poco más,
en su defecto
azul y plata.

miércoles, agosto 15, 2012

Al último Diablo

Hay personas que aún en la distancia son capaces de hacer daño,
yo las invité a dormir
Hay personas que dirán que tú los engañaste, cuando ellos te engañaron,
yo les besé
Hay también personas que nunca admitirán el daño que han hecho, 
yo les di mis viernes y mis sábados, y mis domingos.
Hay seres que se creen sus propias mentiras, y hacen que otros las crean
a esos les cuidé las noches y les di comida de mi mano en todos sus nuncas y para siempres.
Son personas que te harán sentir haber nacido en la época equivocada
y se irán de fiesta luego, y la parranda será la consigna
Entonces supe de asesinos culpando a otros de homicidio.
Son personas que te dañarán el espíritu y se harán las ofendidas
Hay personas que viven y dañan y no sabrán de responsabilidad o compromiso,
todas esas personas son las que más cuesta olvidar,
esos que te minimizan los días, que te vuelven barro el tiempo,
que nacen en enero, que te lanzan en el centro del volcán
y luego negarán todo esto.
Son billetes falsos que irán de mano en mano y nadie se los quedará
Son personas por la que alguna vez en busca de la justicia propia
debemos ver un día y ya no sentir nada.
Porque la nada, será la mejor venganza,
y la nada empieza ahora.

martes, agosto 14, 2012

Extraordinario

Que aunque te extraño, ya no te quiero ver.
Yo no te dejo por intentos a que vuelvas,
te dejo porque mi magia se te hizo brujería.
Yo te dejo porque sé dejar.
Esta es la enfermedad 
de volverse extraordinario. 
Y aunque quería darte todo,
menos el ángel que me dio mi madre
ahora no te doy nada.
No tengo nada para dar.

sábado, agosto 11, 2012

Octava Carta

Busqué al final del pasillo tu suéter azul. El pasillo parecía una lengua de ganado gigante en tu ausencia. El mundo es más metafórico sin ti. Estaban abuelas, hijos, novios, amigos, esposos, mosquitos, cristales y ramas. Había plástico, metal, piedras, concreto. Cada cosa, cada una en su lugar. Y estaba yo, viendo todos los ratos ahorcados en púas. Y yo con mis manos marginales de ganas, de todo lo que no se puede. Claro que no estarías al final del pasillo, y no estaría tu suéter azul, ni tus camisas negras. Las letras de esta carta no podrían volverse coral duro para protegerme del choque de los solos. Era mucho pedir encontrarte, con un nuevo color que nadie conociera en el universo, y darle un nombre y cambiar entonces cada mal. Pero, luego de un adiós tan violento y llorado, se vuelve el amor, diablo. Y mi mente de Sodoma te guarda un pedazo puro, que morirá encerrado. No me escondo, sólo corro. En silencio. Porque yo quería silenciar todo el ruido del mundo para tus noches de sueño, y ahora el mundo es motivo de mi silencio, y no hay nada que te traiga. Por eso ya no lloro entre la gente, ahora lloro para mí. Sin suéter azul, ni nadie para cuidar por las noches, sin pasillos normales y con pasillos con lenguas muertas.
Yo te llevé al lugar más secreto y solitario que conocí. Yo te llevé dentro de mí. Lloraría dos peces de sal, por la feroz colonización de tu estafa. ¿Qué se siente? Que te lloren peces de sal. Por eso si tus caricias condensaban los días, claro que el frío me hará sentirte cerca, aunque no estés.  Yo te llevé a mi lugar. A veces te esperaba en ese pasillo. Me encontré con las fotos que te hice, los peces de sal se metieron a nadar en ellas. Te rescaté por un momento y adoré por última vez tu belleza de lobo herido. Volvieron las tardes más anaranjadas, volvieron los recuerdos de mi niñez, volvieron los poemas de Lorca, volvió mi gato perdido, volvieron mis películas favoritas, y las nostalgias de Mecano. Volvió el amor de mi madre, volvió el deseo de amar otra vez, volvieron las primeras cosas que te escribí. Y no volviste tú, tú no volviste. Quizá un día de estos me termine borrando tu adiós.
Adiós.

miércoles, agosto 08, 2012

Mal motor

Yo era el nivel de aguante
y era el sentimiento sobre todas las razones.
Tú y tu intento de amor, tú y  tu falta de suficiencia
yo y tener que intentarlo todo para dejarlo ir
Yo soy la mejor de tus masacres, 
y tú serías la peor de mis venganzas
Yo soy todas las disculpas que no sabes pedir.
Tú eras el abrazo que no supo curar nunca
tú eres la estafa ofendida ante el descubrimiento
Yo el maremoto grosero que se defendió
yo creía que la naturaleza nos mantendría unidos
yo creía que los los retos nos harían un lazo
yo creía que alguna noche bailaríamos juntos
yo creía que abriría los ojos y estarías aquí.
Eres un nunca y toda la mentira que eso implica.
Nuevamente mi soledad genética 
Define mi evolución
y las malas compañías son su motor.
 

lunes, agosto 06, 2012

Séptima Carta

Entonces olía como si viniera la lluvia ¿Eras tú? Hace una semana que veo los árboles llorar. A veces también bailan y parecen como si se fueran a salir de la tierra corriendo. ¡Ah! era una tormenta, no eras tú, a veces siempre creo que eres tú. Lleva entonces la tormenta todo ese tiempo en la ciudad haciéndome sentir que el lado muerto que se parece a ti, anda por ahí, lento conmigo, viéndome, claro, soy yo viendo todo así. Puede que sea tonto el paciente, quizá sea valiente si espera algo que llegará. Pero ese no es nuestro caso. Acá hay tanto silencio como para volverme vieja, pero no es el rico silencio para dormir, este silencio tiene la estridencia del mundo y la ausencia de lo amado. Es un nuevo tipo de silencio, y calla cada voz mía, aunque a veces salen corriendo como los árboles en mi cabeza aquellas preguntas que no te hice, ¿No eras tú? Quien traía una luna a mi techo, y tenía el mar en su camisa, y el universo en su mirada. No, no eras. ¿No eras tú? Con Asia en los ojos y América en la espalda y el bosque en el pecho y  África desnudo en mí ¿No eras tú? No, era yo mirándote. Era yo mintiéndome y haciéndote puro. Los puros sufren luego de las mentiras, tú has celebrado. Poco a poco todo lo que te di, vuelve a mí, y ahora sólo espero que sea virgen otra vez. Porque finalmente no eras tú el fin a mi búsqueda y la calma a mis guerras ni el alfil trazando su victoria en este campo santo, dos puntos, mi cama. Después de tanta guerra, hoy el silencio me viste de hombre. Sin embargo aún me arden tus aguijones de dios falso, porque en mi sueños te escapas de mi olvido. Finalizo con pocas letras aunque sean más de trescientas estas palabras. Porque hoy al fin, me he sentido tranquila. Que sea entonces la gloria, cualquier ausencia del dolor que tú me has causado; que sea esa mi gloria repentina.

sábado, agosto 04, 2012

Núcleo & Coraza

 
La poesía está en el sentimiento, no en la letra, 
la fotografía está en el ojo, no en la cámara 
por lo mismo que el amor está en el tiempo y no en la palabra.

A veces pienso que:

Encuentra una sonrisa en medio de la tristeza, y entonces habrás conocido la melancolía.

miércoles, agosto 01, 2012

Vengo de las estrellas

Soy un extraño en este mundo.