lunes, enero 26, 2015

A veces pienso que:

La democracia de un estado no se mide en cómo trate a sus seguidores, sino cómo trata a sus adversarios.

viernes, enero 23, 2015

Tributo Marica (Lemebel)


Cuéntanos si las maricas muertas
también se esconden para hacer el amor
si discriminan mientras buscan en la maldición virtual
"sólo maricas muertas de forma natural"
"sólo maricas serias, no muertas de Sida"
Cuéntanos si aún hay miedo
si el mundo de los muertos
tiene tanta soledad como el de los vivos
Pero hace ahora un silencio que arde
que deja niños con muñecas de plomo
con camisitas rotas hechas vestido.
Arde el silencio a fuego de tu discurso
es la ausencia que se impone
la muerte de las cosas.
Pero no hay ausencia que deje
quien llenó tantas habitaciones de letras. 
De letras maricas.
 he aquí:
Tú, partida.
La partida de un grande,
de una grande.
De la grandeza.
Hasta siempre
Lemebel.

martes, enero 20, 2015

El acto de la bufanda


Solo el alma cuando se desnuda

se convierte en manto para hacerte casa.

Te has dividido en todos los hombres del mundo. 

jueves, enero 15, 2015

A veces pienso que:



Sueño con volver a un país donde un militar no gane más que un maestro. Donde se valore más la educación que la guerra.

miércoles, enero 14, 2015

Niño roto de mil años

Mi mirada es una bala perdida
en un espacio lleno de gente
Nadie se acerca 
Me delata la soledad que ahoga hombres
entiendo a Pizarnik
la entiendo
entiendo a Storni 
la entiendo
pero yo vivo para correr.
No hacen falta más heridas
ciudad maldita
advierto que de hacerlo una vez más
me marcharé para siempre. 

sábado, enero 10, 2015

A veces pienso que:

Existen los que nunca fueron perseguidos, los que sí lo fueron, y los que fueron perseguidos y se ponen del lado de nuevos agresores.

miércoles, enero 07, 2015

A veces pienso que:

La violencia sobrevive en las personas que la justifican.

viernes, enero 02, 2015

Yo (ardo)

Quien me quiera a mí
Que sepa que el anonimato me ofende
Yo necesito formas 
Yo necesito dedos perdidos
Lengua de vacaciones en mí
Quien quiera tenerme
Que sepa que el error moldea
Pero la ausencia es la que separa 
No se queje de no recibir algo 
Que no ha sabido pedir
Que miro oscuro desde mi rincón al diablo
Y no me parece tan malo después de todo 
Quien quiera mi cuerpo que de la cara
Quien quiera mi cara que traiga su tiempo
Quien quiera mi tiempo que sepa ganarlo
Mis obsequios de fuego de alcohol ardieron 
Voy a doler tanto como para morirme mil veces. 
Idealización perdona mi realidad.

miércoles, diciembre 31, 2014

2014


Lo mejor de mi año lo elijo yo, por aquello que dijo Oscar Wilde sobre cómo tu vida se puede concentrar en un solo instante, y ese instante fue este año. Gracias madre, gracias inquietud, gracias miedo, gracias Aby, gracias hermano, gracias Andrea, porque de poco se llega a algo, gracias paciencia por aquello de que no somos de dónde nacemos sino de donde queremos estar, gracias Amsterdam, gracias MT, gracias Julio, gracias otra vez, gracias noches interminables, gracias Diana, gracias Carmen y Almo, gracias gente que aún escribe cartas. Gracias Caracas, gracias Antigua. Porque aquello de que hay causas que unen nuestras vidas aún sin habernos conocido, gracias Itani, gracias Génesis, gracias Alejandro, gracias Santiago, gracias Jaime y Víctor. Por las fragilidades que te sacan el aire y te tiran hasta hacerte pensar, gracias Maracay, gracias Buenos Aires, por eso de los golpes que nos hacen correr más fuerte, gracias César, gracias otoño, gracias lágrimas, gracias intensidad, gracias Canadá. Por los talentos que fueron techo en la tormenta, gracias Jonathan, gracias Mariana, gracias Javier, gracias Camilo, gracias curiosidad, gracias Giovanni, gracias Pisano, gracias Hilversum, gracias timidez. Por que el amor tiene formas que aún desconozco y admitir que no soy un sabelotodo no es asunto de todos, gracias Leroy, gracias Madrid ausente, gracias Elba, por la música y las voces que nunca mueren en las ciudades tristes, gracias Carolina, gracias mundo de primeras veces, gracias Uganda, gracias Claire, gracias San Telmo. Por que hay luchas que siguen latiendo en el cuerpo, porque hay heridas que quizá no cierren pero hay partes que aún mis pies no conocen, gracias Rami, gracias Egipto, gracias Tara, gracias Antón. Gracias Marruecos, por aquello de que la complicidad nos une cuando estamos amando, gracias Cristina, gracias Deborah, gracias sonrisa y llanto. Por hacerme pelear en todo momento y seguir doliendo, gracias Venezuela, gracias amistad, gracias Catherine, gracias Mayu, gracias Sand, gracias Margo, gracias inconformidad, por aquello de que hay tanto por hacer que medir los años en tiempo se ha quedado corto, y yo voy a medirlo en personas. Gracias a los que no llegan, a los que llegaron y se fueron, pero sobretodo a los que supieron quedarse. Gracias. 

domingo, diciembre 28, 2014

Rello


Yo no sé cómo creció
aquella carta que nunca me escribiste
y me rompió todo.