jueves, diciembre 04, 2008

Gabriel 1999


Siento la intranquilidad como un panal que se alborota cuando estás aquí. Cada juego y acto que hago ahora es para llamarte. No te acerques tanto, ya no vengas no sabré que hacer, cuando se resbala la mirada y cae directamente entre tus piernas sabrás todo sobre mí. No hables tan dulce, no te recuestes, no invadas mi distancia porque esta guerra te dejará ganar. 

Es una pasión recién nacida que te llora y ahora vive en mí, la de la alegría que me baña cuando llegas. Son las residencias del detalle sin tus medias el susurro que me incita a entregarme a ti. Así que no hables tan cerca por si la estrofa de tu voz me hace derretirme y desnudarme. Es una obsesión este juego favorito que me aleja de lo niño y que precoz me hace pensarte. 

Bajo la mirada por vergüenza ante tu cuerpo masculino que lo invade todo, entonces subo la mirada más arriba de tus rodillas, y me pierdo entre tus bosques. Me estrello en tu lado duro y quiero aislarme del mundo. Pudo ser la sucia imagen de la derrota , pero fue la imagen de mi primer deseo.

Esta vez no haré fuerzas. Quiero ser tu favorito en el juego de las pieles, en el lugar de siempre con la misma excusa, con las mismas pecas en tus espalda con tu mismo cabello de los 90, con el mismo pecado enterrado,con tus mismas medias en el piso y la misma tobillera desgastada cerca tus pies blancos y delgados; con la misma trama de "juguemos" mientras todos salen y nos quedamos solos. Le regalaste entonces a mi piel tu propio olor, mientras estaba tirado sobre ti en el mismo terreno de cuatro paredes, con tu zona de bosque y con un niño disfrutándote, fingiendo que no sabía lo que hacía aunque todo el tiempo lo haya sabido.

martes, noviembre 25, 2008

Tengo mucho que decir, solamente, no estoy aquí.

miércoles, octubre 29, 2008

Me voy

Lo que necesito es renunciar a negarme y gozar de mi desnudez nuevamente, lo que de verdad quiero es igualdad y perder lo mismo que pierdes tú, no quiero dar más porque no me gusta pedir las cosas. Me gusta que me den sin tener que esperar, por eso me voy porque no necesito pasar día tras día reclamando lo que quiero, porque no, porque esa etapa murió hace mucho y no puedo pasar el tiempo explicando razones que tendrán minutos de vida, y funerales vacíos donde sólo estoy yo. Por eso me voy al infiernito del que salí (ahí al menos saben quien soy, me voy a casa esta vez sin discutir, sólo me voy.

Adiós.

viernes, octubre 17, 2008

Never is a promise



TÚ DIRÁS QUE ENTIENDES, PERO NUNCA ENTENDERÁS.
DIRÁS QUE NUNCA TE DARAS POR VENCIDO, HASTA QUE VEAS OJO POR OJO.
PERO
NUNCA ES UNA PROMESA Y NO TE PUEDES ANIMAR A MENTIR

NUNCA TOCARAS, ESTAS COSAS QUE SOSTENGO.
LA PIEL DE MIS EMOCIONES YACE DEBAJO DE MI MISMA.
TÚ NUNCA SENTIRAS EL CALOR DE ESTA ALMA
MI FIEBRE ME QUEMA TAN PROFUNDAMENTE MÁS DE LO QUE ALGUNA VEZ... TE MOSTRÉ.

TÚ DIRAS QUE ENTIENDES, PERO NUNCA ENTENDERÁS.
YO DIRE QUE NUNCA ME DESPERTARÉ SABIENDO COMO Y O POR QUÉ
NO SÉ QUÉ CREER ,
TÚ NO SABES QUIÉN SOY.
DIRÁS QUE NECESITO APACIGUAMIENTO CUANDO EMPIECE A LLORAR.
PERO NUNCA ES UNA PROMESA Y NUNCA NECESITARÉ UNA MENTIRA.

Never is a Promise - Fiona Apple.

Quiero


Quiero un par de zapatos que no estén rotos , quiero un papá que esté al final del mes para ayudarme, o preguntarme por lo mío, quiero una versión menos jodida de mí, quiero ese libro que no pude comprar. Quiero una mamá que no me venda las cosas.
Quiero comer y no sentirme culpable. Y gastarme el salario en algo tonto y caro y dormir y no preocuparme si será la misma cama el mes que viene, y saber qué se siente realmente ser joven. Quiero hablar mejor,  y aprender a callarme algunas cosas. Quiero un abuelo y una abuela, o saber qué se siente haberlos tenido. Quiero no sentir más esta marca que no recuerdo cuando me hice. Quiero arrugar papel, y  dibujar gatos y ojos, quiero dejar un mensaje. Quiero volver a atrás y decirme que nunca seré normal y que eso está bien, porque lo normal no existe. Que sepas que soy genéticamente incapaz de ser feliz y no espero juzgarme por eso, que sepas que sé reír, pero debe ser inducido.
Quiero cambiar el mundo.
Quiero sentirme mal porque hace meses tengo la misma ropa. Y quiero que te calles, no como algo malo sino como un gesto. Quiero que se entienda que debemos educar la pasión, y eso se logra con la disciplina. Quiero sedar con paciencia mi miedo a no salir nunca de aquí. Quiero que me dejes no ser yo por un momento, y que me abraces y beses mi cabeza, y que estés. Quiero que seas. Quiero ser odiosamente inmaduro, no quiero que me entiendas, quiero que trates de hacerlo, quiero mérito al intento de calma, quiero que dejes de quejarte cuando me quejo. Quiero perder mi responsabilidad. Quiero terminar las cosas que inicio, quiero decir palabras de amor, porque no las digo si no las siento. Quiero dejar de autopatearme el culo y de darme golpes en la cabeza.
El tiempo es demasiado breve y nunca dejaremos de querer. Que no se me malentienda, esto no es inconformidad, es sólo hambre.

lunes, octubre 13, 2008

Sarah Kane



Hay menos información en la web de la que merece Sarah Kane, ella es la dramaturga contemporánea que más me ha sorprendido y agradado, ella es la razón por la cual quiero hacer teatro y es que no puedes andar por el mundo leyendo sin haber leído sobre su pasión. Te presento a Sarah kane una escritora inglesa que quiero describir sin comas por ser como fue: Andrógina rechazada cruda lesbiana dolida sangrienta brutal expulsada romántica terca genial entregada intensa pensanteviolenta profesional y lamentablemente suicida (cosa que hizo a los 28 años).

Su legado yace en obras que van desde guerras internas hasta personajes que salen de la nada y destrozan todo. La estética de destrucción de Sarah Kane tal vez se centre en los rincones más nefastos de la mente o la realidad. Lo complejo de sus personajes te hace pensar sobre el concepto de protagonismo, no duda en violar al personaje principal para luego matar al victimario, y sin puntos ni comas disparar frases como: "le corta la lengua” o “le inserta un hierro en el ano y se mata" no hay palabras prohibidas; explora lo posible de la maldad en "Blazted"; Sarah kane es el final inexplicable de una historia, la pasión hervida de un alma. También es la misma chica que escribe a un personaje puramente enamorado, que arroja su deseo intensamente como una catarata de palabras románticas sobre su amante, mostrando luego una respuesta sórdida en la repetición y el silencio del otro que le escucha como en "Crave" una de sus obras más emblemáticas.

¿Pero qué diferencia a Sarah kane de ser de esos que crean violencia por violencia? Sencillamente la sinceridad que refleja su propio ser en sus obras y guiones . Muchas veces he comentado sobre la clase de intensidad que se vuelve más grande que nosotros y busca salir a como de lugar de nuestro cuerpo, aunque lamentablemente en ese proceso nos hagamos daño. Sarah Kane ¿Don o maldición? Sólo puedo decir que lo bueno dura poco, aquí dejo lo mejor que pude encontrar de ella y un poco más de información.

Aquí estoy yo y allí mi cuerpo, Bailando sobre los vidrios en una época de accidentes donde no hay accidentes no tienes opción la opción viene después, córtenme la lengua , arránquenme el pelo, amputen mis miembros , Pero déjenme mi amor, hubiera preferido perder las piernas, Extirparme los dientes, Vaciarme los ojos Antes que perder mi amor”

En el año 1995 estrena en Londres la obra Blasted traducida al español como Reventados y crea un auténtico escándalo por gran parte de la crítica, siendo acusándola de obscena y violenta. Sin embargo, dramaturgos de nombre como Edward Bond o el Premio Nobel de Literatura 2005 Harold Pinter, defienden públicamente la obra y consideran a Sarah una de las dramaturgas crecidas en la era Thatcher con mayor proyección. Esta obra inicia una gira exitosa por Europa y es traducida rápidamente a otras lenguas.

“No estoy enferma, sólo sé que la vida no vale la pena. Ya ni los sueños son privados. No siento nada, nada, no siento nada. Un enorme estacionamiento vacío del que nunca podré salir. Esta es la enfermedad de volverse espléndido.”

"A veces me doy vuelta y alcanzo a sentir tu olor y no puedo seguir no puedo seguir carajo sin expresar este tremendo dolor físico terrible jodido deseo que tengo por ti. Y no puedo creer que puedo sentir esto por ti y que tú no sientes nada. ¿No sientes nada?


(Silencio)


¿No sientes nada?


(Silencio)


Y salgo a las seis de la mañana y empiezo a buscarte. Si soñé con un mensaje en una calle o un bar o una estación voy para ahí. Y te espero.


(Silencio)


En fin, la verdad es que me siento un poco manipulada.


(Silencio)


Jamás en la vida tuve problema en darle a otro lo que quería. Pero nadie ha podido jamás hacer eso por mí. Nadie me toca, nadie se me acerca. Pero ahora me tocaste en algún lugar tan profundo que no lo puedo creer y no puedo ser eso para ti. Porque no te encuentro.


(Silencio)


¿Cómo es ella?


¿Y cómo la voy a reconocer cuando la vea?


Se va a morir, se va morir, ella sencillamente se va a morir y la puta que la parió.


(Silencio)


¿Crees que es posible que una persona nazca en el cuerpo equivocado?


(Silencio)


¿Crees que es posible que una persona nazca en la época equivocada?


(Silencio)


"Mierda. Mierda. Mierda por rechazarme al no estar nunca, mierda por hacerme sentir una mierda, mierda por desangrarme todo el amor y toda la vida que tenía, mierda mi padre por hacerme mierda la vida para siempre y mierda mi madre que no se fue a la mierda y lo abandonó, pero sobre todo, mierda Dios por hacerme amar a una persona que no existe.

MIERDA MIERDA MIERDA."


Corto Británico basado en Crave




Fragmento de Crave


A: y besarte los pies y tenerte la mano y salir a comer y que no me importe que te comas mi comida y encontrarte en Rudy's y hablar del día y tipearte las cartas y llevarte las cajas y reírme de tu paranoia y darte cassettes que no escuchas y ver películas buenísimas y ver películas pésimas y quejarme de la radio y sacarte fotos cuando estás durmiendo y levantarme antes para ir a comprar tu café con medialunas y galletitas de manteca y después ir al Florent y tomar café a la medianoche y dejar que me robes cigarrillos y no poder encontrar nunca un fósforo y contarte del programa que vi la noche anterior en la tele y llevarte al hospital de ojos y no reírme de tus chistes y desearte en la mañana pero dejarte dormir un rato más y besarte la espalda y acariciarte la piel y decirte cuando amo tu pelo tus ojos tus labios tu cuello tus senos tu culo.


y sentarme en el escalón a fumar hasta que tu vecino llega a casa y sentarme en el escalón a fumar hasta que llegas a casa y preocuparme cuando llegas tarde y sorprenderme cuando llegas temprano y regalarte girasoles e ir a tu fiesta y bailar hasta estar negro y sentirme culpable cuando no tengo razón y contento cuando me perdonas y mirar tus fotos y desear haberte conocido desde siempre y escuchar tu voz al oído y sentir tu piel en mi piel y asustarme cuando te enojas y se te pone el ojo colorado y el otro azul y tu pelo a la izquierda y tu cara oriental y decirte que eres maravillosa y abrazarte cuando estás angustiada y ser tu sostén cuando te duele y desearte sólo de olerte y ofenderte al tocarte y lloriquear cuando no estoy a tu lado y lloriquear cuando no estoy y babosearme en tu pecho y sofocarte de noche y morirme de frío cuando te llevas la frazada y de calor cuando no te la llevas y derretirme cuando sonríes y disolverme cuando te ríes y no entender porque piensas que te estoy rechazando cuando no te estoy rechazando y preguntarme cómo es posible que pienses que alguna vez podría rechazarte y preguntarme quién serás pero aceptarte de todos modos y contarte del niño del bosque encantado del ángel de los árboles que voló a través del océano porque te amaba y escribirte poesías y preguntarme por qué no me crees y no tener sentimiento tan hondo que no encuentre palabras para decirlo y querer comprarte un gatito del que ponerme celoso porque se va a ganar más atención que yo y demorarte en la cama cuando te tienes que ir y llorar como un chico cuando la final te vas y matarte las cucarachas y comprarte regalos que no quieres y llevármelos de vuelta y pedirte que te cases conmigo y que me digas que no de nuevo pero seguir pidiéndote porque aunque creas que no lo digo en serio lo digo en serio siempre desde la primera vez que te lo pedí y vagar por la ciudad pensando que está vacía sin ti y querer lo que tú quieres y pensar que me estoy perdiendo pero saber que estoy a salvo contigo y decirte lo peor de mí y tratar de darte lo mejor de mí porque no te mereces ni un poquito menos y responder tus preguntas cuando preferiría no hacerlo y decirte la verdad cuando la verdad es que no quiero y tratar de serte honesto porque sé que lo prefieres y pensar que se acabó todo pero igual quedarme diez minutos más antes de que me eches para siempre de tu vida y olvidar quien soy y tratar de estar más cerca de ti porque es hermoso aprender a conocerte y vale bien el esfuerzo y hablarte en alemán mal y en hebreo peor y hacer el amor contigo a las tres de la mañana y de algún modo de algún modo de algún modo comunicar algo del abrumador inmortal irrefrenable incondicional omniabarcador enriquecealma abreconsciencia constante inagotable amor que tengo para ti.


C: (en voz baja hasta que A deja de hablar) tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar (luego en tono normal) tiene que acabar tiene que acabar tiene que acabar."


Sarah Kane

1971-1999


Muchos quisieron anclarla a una vida que ella buscaba abandonar, luego de varios intentos de suicidio demostró que si no quieres vivir nadie puede hacerlo por ti u obligarte a ello. En 1999 se encerró en el baño del hospital donde estaba recluida y se ahorco con las trenzas de sus zapatos.

A Sarah la aplaudo por su obra, su vida era de ella, su muerte también.


"No eres una mala persona, sólo piensas demasiado."


miércoles, agosto 06, 2008

Miel

Debía pasar y pasó
Lloró y él también y entonces les dolió.
De eso trataba lo nuestro.
Él era tan miel y yo tan abeja
Y
aprendimos porque supuestamente de eso se trata
Y debía pasar y pasó y lloró y lloré
Y lo dañamos, nos hicimos heridas, entonces uno salvo al otro
Y él no pudo devolver su favor
Nos retiramos y nos escondimos
por eso te hago letras a escondidas en silencio
y secretamente espero saber de tu favor pendiente,
que respira olor a champú de niño
entonces espero saber,
sin que mis policías salgan a aprisionarme
hasta que tu olor desaparezca
y pueda el al menos enviar un recuerdo a casa
y en secreto esperar escondido leyendo.

Recuerda mis gestos y palabras de miel,
como aquellas ilusiones dulces.
 Y debía pasar y pasó 
y la timidez
combinaba con sus ojos oscuros brillantes
que lloraron un acuario lleno de recuerdos.
Y espero en silencio, espero hasta saber de ti…
Pero hoy no pasó.

martes, agosto 05, 2008

Grasa mecánica vieja


Lárgate
no vuelvas
Quédate
no te vayas
Me gustas tanto
te detesto
Te quiero
 no yo no
No me has enseñado nada
pero he aprendido mucho
En mi desnudez siento tu piel
me dice que me ensuciaste
Quisiera que estuvieras aquí para volarte de un soplido
Quisiera que desaparecieras para poder tenerte aquí
Nunca sabré, quizá, por qué tan sólo el amor no dura
no sé si abrazarte o clavarte mis uñas y arrancar tu piel
no sabes cuantos malos consejos puede dar el silencio
el silencio me hizo sabio, yo fui el ave torturada de aquella historia.
Debajo de mi ropa aún está ese suave olor
grasa mecánica vieja
Eres Hermoso pero sólo te gusta mi apellido
y me quieres cuando ya no estoy
Lárgate
Quédate una vez más
por favor

lunes, julio 14, 2008

No más

Que nadie se acerque, estoy tan destrozado que a cualquiera pudiera intentar romper.
No me pregunten, no me digan, ni escuchen. Si no hay nada bueno que decir, elijo a veces no decir nada, el resto es demasiado fácil.  Esto se volvió algo crónico e inescapable, déjenme solo porque estoy tratando de controlarme, aléjate o podría cortarte con esta crítica en pedazos,  estoy tratando de proyectarme inmóvil donde estoy, no intenten levantarme porque estoy pegado del piso.
 No hace falta discutir, ya no
más. No es necesario gritar o llorar
estoy tan cansado y las cosas que me hicieron bien es lo que hoy me daña, la cena y estar recostados viendo televisión es sólo un vago recuerdo de algo que hoy me duele y
me deja terriblemente agotado y derrotista. Bienvenido a la rutina faltante, la rutina que daña. Y la ilusión de la comodidad estafándonos.
Si las luces se apagan, escúchame no te acerques porque podría dañarte, que nadie se acerque, que se respete mi distancia. No más.

sábado, julio 05, 2008

Mi respuesta

Es el vacío, es la noche eres tú que te acercas, es el ruido, es tu atroz caos es el frío y mis sienes presionadas hasta sacar el más profundo dolor. Es la ira que provocas en mí. Es tu hipocresía y tu necesidad de ser una víctima ante los demás. Yo no creo en tus lagrimas ya no.

Es el vacío, es la noche, eres tú que te acercas vestido de felicidad falsa que fácilmente se desviste en violencia. Es la oscuridad y el alma en pena que alimentas, es el ruido, es tu atroz caos y otra vez las cosas rotas y tus puños sobre mis sienes presionadas.

Eres tú quien me hace decir esto eres tú quien me hace cargar esto y matar mis ilusiones de poder estar bien eres tú quien se volvió irremediablemente dañino y molestamente irritante, eres tú que no eres ya mi amante sino mi enemigo eres tú que alzas la mano y que ahora no dudo en alzar la mía. Lo que ahora es tu vida, es lo que no quiero para la mía, intenta llevar tu caótico karma lejos de mí, lejos muy lejos, esto es lo que tengo que decir esta es mi respuesta:

Quédate y aprende a vivir o aléjate y olvídate de mí.

miércoles, junio 18, 2008

Púdrete cinico asesino

Movido por tu egoísmo como siempre como lo único innato que te impulsa acabaste con todo.
Como un niño caprichoso que quiere nuevamente lo que daño, rompiste los sueños no utópicos de mi infancia; esos que sólo pude tener a esta altura de mi vida.
Tú destrozaste todo y aun eres tan no-vivo para hablar de amor, pero tú dañaste cada cosa mía, te esforzaste en acabar con todo, rompiendo, pisando. Y con eso me rompiste a mí, tú y tu violencia maldita y noqueadora, ellos están muertos y yo también así que no nos molestes.


No estoy listo para olvidar, y no siento que vaya a estarlo, ya es tarde para que lo corrijas.

sábado, junio 14, 2008

Caracter simpatético

Tenía miedo de que me pegaras si hablaba
Tenía Miedo de tu fuerza física tenía miedo De que me pegaras Debajo del cinturón
tenía miedo de tú Puñetazo asqueroso
tenía miedo de que me humillarás Tenía miedo de tu aliento de alcohol
tenía miedo De tu completo desagrado por mi
tenía miedo De tu temperamento tenía miedo de que las manillas volaran tenía tenía miedo de que los agujeros fueran perforados en las paredes por tus puños
tenía miedo a tu testosterona
Tengo tanta rabia como tu
Tengo tanto dolor como el que tienes como el que me diste
He vivido todo ese infierno que me ofreciste Y me he mantenido en bajo perfil por ti
Tú fuiste mi mejor amigo
Tú fuiste mi amante
Tú fuiste mi mentor
Tú fuiste mi hermano
Tú fuiste mi compañero
Tu fuiste mi maestro
Tú fuiste mi propio carácter simpatético
Tenía miedo de tus puñales verbales tenía miedo de la Calma antes de la tormenta tenía miedo por mis propios Huesos tenía miedo de tu seducción tenía miedo De tu coerción tenía miedo de tu rechazo
Yo tenía miedo de tu intimidación tenìa miedo de Tu castigo tenía miedo de tu silencio congelado Tenía miedo de tu volumen tenía miedo De tu manipulación tenía miedo de tus explosiones Tengo tanta rabia como tu
Tengo tanto dolor como el que tienes como el que me diste
He vivido todo ese infierno que me ofreciste Y me he mantenido en bajo perfil por ti
Tù fuiste mi mejor amigo
Tú fuiste mi amante
Tú fuiste mi mentor
Tú fuiste mi hermano
Tú fuiste mi compañero
Tú fuiste mi maestro
Tú fuiste mi propio carácter simpatético
Tu fuiste mi guardián
Tu fuiste mi ancla
Tu fuiste mi familia
Tu fuiste mi salvador
Y he allí el asunto
Y he allí el problema.

Alanis morissette.

jueves, junio 12, 2008

Brisas de utopía

Me he separado de mi mente y empecé a caminar, vi cada cosa que siento, sin razón, sin justificar, sin reprochar, siguiendo lo que soy, sin ser bueno o malo, sin culpas. Me encontré contigo te vi pasar, y no volteé. Porque debemos aprender a dejar, camine y lo acepté, di gracias, me sentí grato, y sentí mis ojos, e imaginé tu voz, y me elevé, y compartí con pasión el hecho de verte, donde ya no estarás. Hable alto sin miedos de herir o ser herido, y sentí ser responsable con lo que siento, y sentí que todo se puede sanar, y esperar, pedir, concretar, vivir y cerrar, que todo empieza de nuevo, que podría conocerte y pasar y en la calle mirar un instante fugaz y a lo lejos; voltear y saber que te vi, y no eras tú, porque no eras lo que yo proyecté. Que estas ahí, y moldear mi ser a tu forma, y pensar y saber, que vendrás. Que casi todo es posible.

viernes, junio 06, 2008

Disculpas a mí


He hecho de mi cabeza un infierno, sin admirar la belleza de las llamas. Al tiempo que hacía de tu mundo un paraíso, Y nunca vinieron las gracias. Por silenciar continuamente la voz en mi mente mientras, me hacía con la tuya. Por desperdiciar mis condiciones y adaptarme a otra voluntad, por ignorar mis necesidades y vivir por las de otros. Por renunciar a lo que podría tener, que ahora son las cosas que perdí. Las disculpas me las quedo, porque fui experto, fallándole vilmente a alguien, que terminé siendo yo.
Por no permitirme marchar luego de la colección de heridas, por tapar tus defectos, jugando que eran estrellas, la escarcha.
Por hacer de tripas emociones, me quedo las disculpas; por esas guerras negras, que buscaron podrir mi fuerza. Por el ruido que hiciste entre los míos. Por dejarme escuchar chillidos, que quise hacer música. Por permitir que hicieras de todo nada, por apoyarte aún, cuando sabía que estaba por debajo de tus palabras, por culparme de tu desdicha.
Me doy la mayor apología, por las falsas esperanzas; por hacerme parecido a ti, por ignorar las guerras latentes y dejarme al azar , por renunciar a mi silencio y aceptar tu constante ruido, por abandonarme tanto, disculpas a mí, por tratarme tan mal. Por quitar autoridad a los juicios que tenías pendientes en mí, nunca fui tan inconsciente, porque fui experto, fallándole vilmente a alguien, que terminé siendo yo. Por eso me llevo lo mío, porque mis ojos muertos, ansían el cielo, para volver a brillar.

miércoles, junio 04, 2008

Tu lluvia

He esperado a la lluvia, más que a ti.
La he esperado para bien recibirla, para ser empapado
y que oscurezca mi ropa pero aclare mi ser,
la espero para no correr cuando caiga como hacen todos.
Y te lo cuento como un secreto, mi enriquecealma muchacho de pena.
Porque cuando no pude llorar el cielo lloro por mí y a
aún le debo ese favor, he esperado a la lluvia mas que a ti , y la lluvia ya llegó.
¿Dónde estás tú?

martes, junio 03, 2008

Good nights my name is panic!


Hay noches donde una voz bajita nos dice al oído que no hagamos ciertas cosas, tal vez esa voz busque estancarnos o prevenirnos. Noche, una de aquellas donde me invitaron a una fiesta de esas. Donde la normalidad masiva y la carencia de mente parece abundar más que oxigeno en la atmósfera, hay presencias que pueden resultar altamente dañinas ante nuestras obsesiones y compulsiones. Era una de esas noches donde me doy cuenta de lo alérgico que soy a la gente, de lo detestable que me puedo volver y de la gran cárcel que llevo por dentro (pero que amo y dependo), una de esas noches donde me di la suficiente importancia como para sentirme más que mucha gente, aunque siempre se diga que somos iguales NO ES ASí, no somos iguales, algunos somos más que otros y otros son más que nosotros, simplemente hay que ver alrededor para ver quién aporta y cambia y quién no, eso basta para sentirse especial y diferente. Hay mucha gente dañada allá afuera al menos mis daños no me obstaculizan a buscar un mundo mejor. Soy geneticamente incapaz de ser feliz , pero esto no quiere decir que sea alguien en constante aflicción por la tristeza. Me defino como alguien de emociones intensas.

Fue una noche interminable, enferma, asquerosa, detestable, sucia ni si quiera el alcohol pudo apagar las emociones dañinas que empezaron a brotar sentía que odiaba a todos a cado uno profundamente al punto de mentalizar cabezas explotando y sangre a montones. Lo sabia no eran ellos era yo, era mi falta de paciencia, soy el del jodido problema y no me importa, nunca debí ir a esa fiesta pues mis monstruos internos empezaron a jugar conmigo debía salir de allí en medio de la madrugada en un sitio desconocido, debía tomar un taxi, sentía cada paso al salir de ese lugar tan espantoso y simple, las calles se hacían pequeñas el frió subía y me dio un ataque de tos mientras trataba de huir. No paso siquiera un taxi, estaba atrapado. La conducta de muchas personas empezó a ganar sobre mí, nada podía hacerme escapar de ese sitio lleno de enemigos en serie con su contagiosa estupidez, me estaba comiendo a mi mismo.

Mi escape fue un intento fallido, mientras maldecía internamente al universo escuchaba las risas de todos, peor aun así no veía a nadie, porque
he llegado a ignorar a la gente a tal de no verlos.

Entonces pasó; me di cuenta que tenia un ataque inevitable de
pánico sentía que iba a reventar, salí corriendo me escondí detrás de un carro y sentí la obligatoria necesidad de hacerme daño, busque algún vidrio, o algo que cortara pero no lo encontré, busque en mi bolso por alguna otra cosa y fue en vano, hasta que vi adherida a mi bolso una chapa que decía: "Yo love me" (bastante irónico y sarcástico), la chapa fue la salvación la arranqué y levanté su alfiler, apuñalé mi brazo compulsivamente sin entender cómo cada vez que lo hacia me iba desahogando, supe lo oscuro que soy, realmente siempre lo he sabido, he estado en suficiente contacto conmigo como para conocer mi naturaleza y mis limites, mis oscuridad y mi luz. Se acercaba el final de todo, llego una amiga que sugestivamente vio a corta vista algo de mi autoflagelador acto, me preguntó qué hacía, le dije que nada, agradecí al alcohol que desenfoco su vista y no pudo ver que mi brazo había quedado como un colador con puntos de sangre hechos por una chapa de decía "que me amaba mi mismo", luego de esto mi soledad (mi sagrada soledad) fue violada por el mismo grupo de idiotas del cual escapé. Finalmente un taxi llegó, creo que pasaré un rato sin salir, no estoy en condiciones para el mundo. !Buenas noches!

viernes, mayo 30, 2008

Mayo

Temo más al policía que al delincuente.
Temo más a la victima que al asesino.
Odio el azul.
Amo el frió y lo Odio cuando estoy solo.
Es mayo y compare todo mucho con la muerte.
Me duelen los huesos.
Hace tres días que no sonrió.
Temo más a mí que a ti.
Y mayo se va, dejando las lluvias que trajo
terminando como todo termina.

jueves, mayo 15, 2008

Killing me softly (El día que planee matar a alguien)



Subí al autobús. Día: 10 de mayo. Destino: Caracas. Tenía 95 bolívares, tenía zapatos morados viejos, tenía franela verde a rayas, tenía una idea torturadora en la cabeza. Hora actual: 2:25 de la tarde. El autobús está por llegar, nunca se hizo tan rápido el viaje a Caracas. Cualquier intento de un pensamiento calmado, alegre o quieto era expulsado y rechazado rápidamente por un plan oscuro. Mis intenciones eran matar a alguien.


Conocía ya a mi víctima, compartía de hace meses con esta persona. El lugar de nuestro encuentro sería el centro comercial recreo. Lo curioso del caso es que muchas personas suelen hablar mal de la clase de gente que acude a este lugar, escuché de hecho muchas cosas, pero jamás escuche que vinieran asesinos en potencia. Mi víctima llegaría tarde, estaba consiente de eso, de hecho siempre lo hace.

3:10 PM

Me angustié, me molesté, ¿por qué diablos tiene que tardar tanto? entonces dentro de mí alguien habló.
- ¿de verdad quieres que venga?
-Ya.
-¿sabes lo que vas a hacer?
-Ya.
¿tan rápido quieres que acabe?
-Ya, ya, ya!
Sentí una patada en el estomago que me obligó a sentarme en el banco más cercano.

3:40 PM

Sabía que me tocaría esperar más y mi celular perdía cada vez más energía. Sentado en el banco sentí la necesidad de calmar mi ansiedad ante el momento deseado, pero mis intentos fueron desplomados por una pareja que se sentó a mi lado, comían helado, y se besaban, era como si dijeran: mira los felices que somos Mr. Killer, ingenuos pensé, no tenían ni idea que sólo estaban alimentando a un monstruo que pronto se los comería a ellos mismos. Tenía toda la tarde esperando para acabar con mi víctima, ellos no pueden entretenerme, pues son simples, además de su notable mal aspecto. Me sentí insultado por sus actos así que me paré y empecé a caminar nuevamente fingiendo interés en una que otra tienda.

4:30 PM

Seguro debe estar por llegar. Tick tack, tick tack, no. No fue así a las 4:30 tampoco llegó incluso a las 5 tampoco. Admito mi origen y mi estado, podría ser un homicida en potencia de hecho me gusta como suena, pero hay algo que nunca seré, no soy alguien que tenga paciencia, odio puramente esperar lo odio, lo aborrezco, es una de las peores cosas que se le puede hacer a alguien, pero como soy yo quién va a hacerle algo peor sólo puedo quejarme dentro de mí. Fui por un helado no había comido nada en lo que llevaba de día, no puedo llevar a cabo mi acto con el estomago lleno no quisiera sentir ganas de vomitar, al momento de la acción, aún así el helado estaría bien. Hice una cola al parecer del infierno, interminable, mala y larga en Mc donalds por un estúpido helado. Tick tack, tick tack. Dos personajes femeninos... este termino lo uso porque no sé cómo más decirles, hablaban de la típica manera que habla la gente pobre de mente. Su asquerosa pronunciación arrojaba cosas como: anís, carajito, maikel, yuveikel, yudexi, y cualquier intento fallido de nombre americano, admito que fue bastante enfermo tanto como para recordarlo, y dejarlo en este reporte. Vuelvo al tema, mi helado, mi asesinato, pedí un Sundae con dulce de leche, típico en mí, el único que pido. Tick tack pasa el tiempo tick tack.

6:00 PM

Nunca había esperado tanto por alguien, la tarde se volvió noche, y mi mente se volvió más oscura, oscura como su cabello, como sus incomparables ojos negros azabache, oscura como las razones de nuestro nexo, oscura la noche como oscuro soy yo. Una hora pasó mientras yo estaba en una especie de letargo pensando en él, centrando mi atención en detalles como sus hombros, el lóbulo de sus orejas, las curvas en sus pies. Mi mente habló: Me estás haciendo desearte y no es justo.

7:00 PM

Estaba sentado afuera del centro comercial unos buhoneros adolescentes vendían películas piratas en formato DVD atentos a la policía, "las de estreno, las del cine" decían para vender, al rededor de 5 minutos salieron corriendo mientras la policía se acercaba. Un policía armado atrapó a uno de los muchachos que no logró recoger sus cosas a tiempo, había empezado a golpearlo. No sólo era injusto, no sólo era incorrecto, no sólo era inhumano, no sólo era rechazable y malo, era también peligroso lo apuntó con la escopeta estando a mi lado; quise tener el poder para involucrarme pero mi poder estaba reservado para el daño de alguien más. ¿Qué pasa con la maldita gente de este país? pensé en las veces que había sido robado, casi tres veces este año y nunca había un jodido puto policía cerca, y ahora veo uno que casi me destroza el rostro al rozarme mientras iba golpeando a un muchacho que trata de ganarse la vida. Soy un asesino moralista, lo he visto todo en la vida a mi edad no hace falta más.

7:30 PM . . . él llegó

Había esperado 4 horas algo nunca antes hecho. Su suéter era morado, su mirada se posaba sobre mí como la mirada de una persona profundamente enamorada y fieramente posesiva. Su cabello negro siempre combinó sublimemente con su piel blanca. Jugaríamos que era mi cumpleaños fue su excusa para verme y la mía para arremeter. El día de mi cumpleaños no pudimos vernos. Caminamos, nos sentamos, trajo consigo una carta que me había escrito y que había sido decorada por él mismo. El gesto fue el mejor hecho por alguien, la carta era sincera, hermosa, cuidada, especifica, lo suficientemente romántica para nunca olvidarla. La mirada de él se hizo serena y sincera como la de un niño, sus gestos hicieron compañía del chocolate más grande que me han regalado en mi vida, me preguntó "qué has hecho cómo va todo", "tranquilamente" dije. Sentía ganas de llorar pues él no te tenía idea de lo que le iba a pasar, mi consciencia me empezó a traicionar y pensé: tenía que haberte dicho que era malo, tenía que decirte que conozco demasiado mi propio infierno como para aventurarme en el de otro. Mientras veía su camisa negra, su piel blanca, me olvidé de todo por un momento, "vamos a comer qué quieres hacer", luego "te llevaré al cine" la imagen de soledad en medio de la noche al lado de un cadáver volvió a mi mente, sentí que era estrangulado por algo invisible que mi plan se volcaba contra mí, casi sentí una lagrima en mi cara pero no sabía si era un fantasma o si realmente había llorado, pero él no se dio cuenta. "Te amo" es la frase más gastada de las historias de las personas, la gente nunca sabrá sobre este pequeña enfermedad llamada amor, "te amo" pensé otra vez pero incluso eso no es suficiente, fuimos a comprar la comida que meteríamos infiltrados en el cine, era nuestra rutina hacer cosas así, de subida en las escaleras a la sala mis sentimientos se hicieron como manos que salían del piso para detenerme , mi dramatismo buscaba comerme. Empezó la película mi mente autodestructiva me decía: aprovecha este momento, más y más aprovéchalo otra lágrima fantasma invisible salió, él no lo notó.

11:00 PM

Era ya tarde debíamos buscar dónde quedarnos, elegir el lugar de su muerte rondaba en mis ideas, no terminamos de ver esa película y quedó por tanto incompleta como pasaría con nosotros, caminamos con algo de suspenso por una caracas vacía y negra, mientras él como de costumbre me abrazaba disimuladamente. Encontramos un hotel bastante feo pero fue el único que estaba disponible, él moriría en hotel barato, en algo de mala muerte, bastante fílmico, la escena se había vuelto muy Almodóvar. Entramos, me abrazó y me besó como sólo él puede hacerlo o como sólo yo puedo sentirlo, lo tomé entre los brazos como si nunca más lo vería porque de hecho así sería; lo besé más luego intentando hacer ese momento inmortal.

La parte dura (sin tiempo)

La noche parecía durar para siempre, él era bello y simple, como las cosas que me gustan, tan bello como nunca, sus ojos desprendían alguna clase de embrujo indescifrable, su mirada era tímida, mis manos fueron magnéticamente a su piel, era suave, muy suave, siempre lo es. La escena era decisiva, era ahora o nunca; él dijo: "te amo" y fue como una patada en mi pecho, sentía la presión aplastando partes de mí, tenía que atacar cuanto antes. Él se acostó a mi lado y mientras me decía cientos de cosas hermosas mi psicosis se hizo presente, por un momento deje de escuchar y disparé primero la voz:
- Puede que la razón de esto es que me hayas hecho quererte, cuando me levanto estas ahí como una capa transparente que cubre mis ojos con tu rostro, como una constante figura, como algún nuevo órgano o alguna nueva parte mía. Entonces exclamé casi improvisado: me enamoré de ti, y no debía!. Finalmente reclamé. No te podré ver más.
- ¿Me estás asustando de qué hablas?
- lo he dicho ya.
-De que hablas no entiendo, ¿por qué me dices eso?
- Se trata de daños, escucha hay daños causados por todo esto y por eso yo debo, yo tengo, yo necesito, yo ansío, acabar con esto, borrarlo, borrarlo... matarlo, matarte.
Él dijo mi nombre y seguía repitiendo interrogantes, era como si fuera escuchado todo menos la parte donde dije que le quitaría la vida.

Después de esto todo cambió, él lloraba de una manera inexplicable, inescribible e indescriptible, como llora un niño cuando su mamá no está, como llora un cachorro abandonado, su llanto fue pesado y directo contra mí, no era un llanto de miedo, era llanto de abandono, de dolor, un llanto que no tenía miedo a dejar de vivir sino a seguir haciendolo, su cara era el dolor hecho muchacho. Mi plan era quitarle la vida, sacarlo de la mía, pero en el eco de su llanto fui el lobo que se enamoró de la oveja, fui el dolor que se enamoró de la carne, vivir en su compañía sería cuestionablemente complicado. Yo estaba inmóvil ante su ola de dolor y estaba siendo aplastado, lo sorprendente del caso es que en medio de la gran ola quise abrazarlo con las intenciones de conservar su abrazo.

Esa noche pude matar de una manera planeada pero no lo hice, lo abracé para tratar de curar las heridas que había causado mientras él lloraba, esa noche lo que sentí no se parecía a nada que hubiera sentido, sólo lo tomé entre mis brazos y él se durmió. Esa noche se volvió día mientras yo lo miraba dormir, mientras sentía sus pies con los míos, y sólo pensé: No puedo hacerlo, no... al menos no por el momento, el resto de las horas me dispuse a matarlo de otra forma, a matarlo suavemente.