martes, julio 03, 2007

Sólo un gato entendería



Fue así, tenía 14 años estaba sentado en una acera cerca mi ventana, las noches de mi pueblo no se permitían ser frías. Soy hipersensible a los sonidos, eso quiere decir que los sonidos fuertes pueden hacer estragos en mi cabeza, por eso mi rutina era sentarme afuera de mi ventana, en algún lugar oscuro y solo para evitar ruidos. Casi siempre mi distracción era mirar la luna, e inventar historias en mi cabeza. Aquella noche pensé que estaba solo, pero no era así.
Desde la penumbra algo se movió, a mi derecha vi algo acercarse , de caminar elegante, del color del luto y la nada, con ojos tan melancólicos como el mar y a su vez como la luna. Era un gato, simplemente un gato, me miró y yo le miré, ambos nos reconocimos en nuestro miedo y sintiendo nuestra distancia, se acercó sin tocarme, hasta que después de un rato se acercó un poco más y con un simple roce nos permitimos estar ahí solos. 

Desde esa noche me gustaron los gatos. Creo que eran como yo, silenciosos, solitarios, sin gustarle a todo el mundo. Esa noche supe cuanta compañía puede hacer un animal, hasta que a los días alguien lo mató, lo vi morir. En Turmero, mi pueblo, que no es mío, porque donde exista gente así yo no quiero estar, matan gatos por diversión. 
Matar a un animal es un asesinato.

18 años, me apasionan los gatos, son astutos, como me gusta ser, he cuidado en mi vida a más de 20 gatos, he visto morir a muchos de las peores formas, curé a una gata que fue completamente quemada, o al menos traté, soy un ser humano que maldice su propia especie, ningún intento bastó recuerdo rezar para que muriera y su dolor acabara, luego recordé que soy ateo, y que muchos de los que me llaman satánico son los mismos que matan gatos por diversión. 

Hoy un perro guiado por su dueño mató a mi gata favorita. No me gustan los perros, no me gustan las personas que enseñan a atacar a sus perros. "Casquito" era mi amiga gata asexual, la que nunca quiso tener hijos, la única que nunca pude tocar porque era muy tímida para eso, sólo hasta hoy; que recogí su cuerpecito, sólo muerta la pude cargar, hoy me di cuenta de porque me gustan tantos los gatos, es porque son perseguidos, porque son culpados de enfermedades, porque sólo viajan de noche, porque sólo se relacionan con ellos mismos, porque son marginados y golpeados, porque son odiados por muchos pero no por todos, igual que yo.

2 comentarios:

· Tit@ · dijo...

Je!!! Creo que opinamos algo igual verdaramente... Yo, Luisadna, creo que la gente prefiere a otros animales, la gente prefiere a la GENTE, porque ellos tienden a ser dependientes, porque ellos parecen inofensivos, porque quieren sentir que alguien los necesita, porque quieren sentirse salvadores; los gatos, son independientes, las muy ratas (de cariño vale je!!!) te miran de arriba a abajo con aire de superioridad y casi que suspiran de pena por tu inferioridad, no necesitan nada de ti, comida? agua? cama? Sino eres tú, alguien más se las dará o ellos buscaran la forma de encontrarla, no te necesitan, pero están allí siendo fieles, mas no hipócritas. Un pana alguna vez me dijo, es que ellos nunca te termina de querer, nah, no lo creo así, ellos quieren a su manera, pero nosotros, los seres humanos siempre esperamos más de lo que otros nos ofrecen y mucho más de lo que ofrecemos, la gente, nosotros, siempre esperamos un sueño amoroso sublime mientras nos autodestruimos, pero soñar a veces es hasta más gratificante que vivir. Los gatos, amigo, te expreso mi cariño por esas criaturas, así como por casi todas (odio los insectos ja!!!), y si, los humanos apestamos, pero todos podemos cambiar si queremos, y a pesar de que la mayoría no quiera, tu puedes hacerlo y mirar a los que se quedan atrás con lástima o tal vez con una sonrida alentadora, así como poco a poco lo hago yo.
Cuidate mucho! Seguiré de cerca tus posts!

Anónimo dijo...

soy carlos el violinista bueno de esta se nota con claridad el cariño y la vida que realmente tiene un gato sobre todo lo que dices al pasar la noche en realidad a la sombra de la luna seguro siempre te hara compañia un gato y te vera con los ojos melancolicos y se ve con claridad igualemnte el trato que aveces le damos sea sin querer o queriendo de verdad te felicito