viernes, marzo 30, 2012

Se andará bien

Aunque la mentira martille los huesos que nos sostienen
Aunque quede tan lejos el mundo del error que se admite
Aunque roan la pared que protege
Aunque atiborre la tristeza el día de los felices
Aunque se mueran los abuelos
y luego nosotros seamos los abuelos
y  lo brillante se haga esperar
y sean defensivos ante el cariño.
Aunque esté manchado otra vez.
Mientras todo nos transforme
se andará bien.

lunes, marzo 26, 2012

Trescientos sesenta y cinco más uno bisiesto

Yo creo que el mar se oculta en tu camisa
y que nunca extrañé tanto un mordisco
lo más valiente que podría decir es: Quédate
porque el límite te pone valiente o te mata
o bueno, algo así.
Yo creo que te pareces a algo que yo siempre quise
y que cuando te fuiste me rompiste el espíritu
que no es lo mismo que el corazón,
Sé que hay cosas peores, es sólo que no me pasan todavía.
Más que creer pienso que a tu vuelta
te devolveré el llanto que fue tuyo
porque nació contigo,
para guardarlo y volver a lo nuestro,
a nadar.
Si camino pensando en tu camisa de mar
me idiotizo al punto de creer que nado en ti.
Acá pido, mientras enroscas a tu cuello mis talones
mientras repetimos por gusto el sabor
mientras volvemos otra vez
mientras me dibujas y te sales de las rayas
con tus manos de oficinista,
pido acá en tu aire de saliva y miel:
un año más.

lunes, marzo 19, 2012

Treinta y dos

Alguna tristeza, escapando de que vieras que nació por ti, se fue corriendo a donde se esconden todas las tristezas del mundo, en el capítulo 32 de Rayuela.

Doscientas cuarenta y siete abejas

 A uno el abandono siempre lo reta, siempre lo pisa, y siempre se forra en ese envoltorio que se parece al fin del mundo ¿Te ha arremetido este abandono? En este abandono me he preguntado ¿Cómo te llamaba tu madre cuando eras pequeño? ¿Cómo le decías al mar  cuando no sabías hablar? ¿Cómo te llamará tu perro? Que no me soporta y siempre ladró infinitamente como queriendo arrancarme de tu casa a cada ladrido. Sé que pocas veces fui a tu casa, tú lo sabes también, también sabes que quise ir más.
¿Saben ellos que yo te llamo, amor? ¿Lo recuerdas tú? Me acorrala la preguntadera, porque nadie me dice nada. Eso es lo que tienen estos malos ratos, que uno se pregunta y se pregunta y se responde y se responde, nadie te responde de verdad, incluso ninguna de tus cosas habla ya conmigo. Es probable, que pronto vuelvan a ser sólo cosas. Nada de esto es mentira o es verdad, nada. Yo no te advertí de este mal humor, que reta, que dice groserías. Que grita y rompe cosas, bueno. Conoce al amor que insulta defendiéndose. Yo he podido borrarte pero no he querido, estaría sin ti, pero no estaría mejor. Por ahora sigo con las preguntas.
¿Cómo has querido que te digan, y nadie te ha dicho? Dime para decirte a ver si te quedas.
Pienso en ir a buscarte la cara y a dibujarte la barba, que te he dicho que me gusta y seguro no te acuerdas, como me decías que te gustaban mis piernas y ya no me lo dices. Pienso ir con mis preguntas, y patear otra vez el avispero aunque ya me hayan dado doscientas cuarenta y siete picadas. Te arroparía hasta la punta del inservible meñique de tu pie cuarenta y tres, con una ceja mía.
Nunca he necesitado que me compren cosas, eso al menos digo, aunque si me hubiera comprado tres, una al menos sería para ti, no me permito preguntar por eso. Después de todo mi nuevo silencio nace en tu cuerpo, en tu cuerpo que siempre está cansado para verme ¿Es acaso tan trabajoso mi amor? ¿Por qué siempre estás cansado? No pienses que mis poemas te atacan, ellos, te buscan, te piden, describen cierta parte tuya, o todo tú, te lloran, se sienten poemas por ti. Esto no es reclamo son apenas palabras mojadas de la lluvia que dejó de buscar tu boca y la mía, de los besos de agua y los abrazos de ramas altas buscando el cielo. Algún lado de mi corazón, de mi alma, de mis pies, de mi mente, de mi rato, le pertenece a lo que aún no conozco ¿Quién te dijo que después de un choque es momento para andar solo? ¿Quién que no te quería, ni a mí te dijo eso? ¿Qué gran demonio mentiroso manipulador y maldito pudo darte tal consejo? ¿Cómo es que ahora todo lo tuyo entristece tanto? y ¿Cómo es que no haces nada? Hay momentos que no deben pertenecer a la soledad, recuerda.
Incluso en este abandono veo a las abejas. Todo, todo se aprecia más desde la tristeza, todo se aprecia más, por esa postiza o tal vez no, sensación de que todo se acabará.Todo.
Tú no tiras nada, todo lo doblas. No fue mi madre quien me enseñó a lavar mis manos después de comer, fuiste tú, y no eres mi padre, y yo no soy un simple amante dolido. Doblamos juntos una y novecientas cincuenta veces las piernas para una foto que nadie ve. Qué pequeño parece el tiempo cuando asomas tu nariz de pájaro. Nada te trae aquí, aunque en todo te calque yo ¿Seguimos teniendo el mismo color favorito? ¿Cuál sería la primera palabra que quisiste pronunciar cuando aún no hablabas? ¿Cuál será la última que dirás? A muchas excusas, pocos amores, se me acabaron las preguntas, ya sé por qué no vienes, el zumbar ahora me da fiebre. Y eso quita las ganas, pero no el dolor.
Espero sepas, que nadie te escribirá ni pensará así, de este modo como lo hice yo.

Ducha para uno queriendo ser dos

Aburrido vi en la pared dos arañas, dije: Una eres tú y la otro soy yo. Luego una se comió a la otra, y pensé, que no podría estar más de acuerdo.

jueves, marzo 15, 2012

Letra S, Letra T

 Aspiro la compañía, mas destinado estoy a la bolsa.
Ahí van los días que se guardan para ser devueltos.
Disculpa si te digo cabrón, no soy yo o quizá sí,
quizá son mis sentimientos insultándote,
no por dudar de mí, sino por dudar de ellos.
¿No pudo ser más fácil? ¿seguro que no?
ansío el brillo de la voz,
mas la ceguera impone el silencioso desenfoque,
¿es silencioso el amor? acaso ¿no grita?
¿no se queja? ¿no se queda? ¿no?
no hace falta mirar si se sabe que no hay nada que ver.
Ansío el amor, mas el primer asomo ahueca mi ser.
Ansío más que la promesa gentil de la grandeza
que haga de la realidad pasado
que engendre la sonrisa de la revancha
¿Por qué tengo que siempre adivinarte?
¿sería acaso pedir que fuese gentil tu palabra?
Conmigo
¿Sería?
Ansío la compañía que cure todos los males
entonces ¿por qué te vas?
¿qué norte fue tan cristalino para alejarte de mí?
ansío la libertad de la grandeza,
mas chilla el grillete y abolla el hueso
que apuñala la calma y raspa el día
y despierto casi hasta el cuello
de un charco llorado; así soy yo
No me discutas tanto por favor,
si tuve que armar poco a poquito tu mensaje
y cortarme en el intento, porque no supiste decírmelo.
Acaso, 
¿No podía ser más fácil? 

miércoles, marzo 14, 2012

No es contigo, tú no me ves

 
Voy a pararme un minuto y dejar de sentir, por cada sentimiento, que me decían que existía y no era así. Voy a reprenderme algún momento por ignorar el consejo de no acercarme a la mala junta. Voy a taparme, porque no dije ayer que las revisiones sin permiso son una falta de respeto. Algunas personas no nacemos para algunas cosas, y me pregunto ¿por qué si el síndrome me pedía que no me tocasen, fui tan inepto por tratar? Y ahora la ansiedad otra vez me rompe el cuero y la carne. Si el hombre es ciego al esfuerzo ajeno, si el hombre se saca el pecado del bolsillo para meterlo en el del otro y acusarlo. Si el hombre pide historias que no llegan a años, Si el hombre pronuncia mi nombre pero no lo siente.
Uno nunca debe confiar, en esas personas que no pueden sacar el sentimiento de una palabra, que ven su mal en otro. Hay decepciones que no nos caben el cuerpo, hay finales que reconoces  porque te paran la vida, te paran un tiempo, te paran y ya. 
Y me pregunto ¿Dónde está aquel cielo al que sabías? Si ahora tu sequía me quema la boca. ¿Dónde está ese amor que no se siente? el que se pronuncia irresponsablemente y ojalá te parta la boca. El dolor que se siente le gana al amor que sólo vive en tu voz. Voy a pararme un rato y no daré la cara, porque uno no debe confiar en el hombre que dice nunca y para siempre, porque significa por poco tiempo. Uno no debe guiarse por el que te pide que sonrías sin hacerte reír, y no sonrío porque no ando feliz. Por más que advertí, que mi libertad no debe ser tomada, que no dieras el buenos días si no era para cada día, que no, que no, que no, que no, que no. Que malditamente no.  Entonces me limpio la cara, la cara mojada en la madrugada porque ahí viene mi procesión, y está bien. No es la primera. Mientras, debo parar, debo parar, debo y necesito parar. Descuida.
No es contigo, tú no me ves.

lunes, marzo 12, 2012

Dirás

Dirás que duermo sin poder soñar
que mi sonrisa oculta el mal
que mi intención era dañar
Dirás, Dirás
que tu desdén tiene razón
que lo hiciste tú porque lo hice yo
Dirás, por calmar el intento de conciencia,
que mi rasguño justificó tu bala.
que tu dolor nunca se acaba
y quizá ni tu sabrás
que hay mentira en tu verdad
Dirás
que tu reacción no arremetió y que mi motivo fue el peor
que solamente pienso en mí
que me etiquetas es por mí
aunque piensa mal quien mal actúa
Dirás
que tu ira nunca oscureció mi voz,
que mi pecado te rompió
pero bien sabe de pecados quien es pecador,
dirás que mi paciencia no fue a ti
que fui yo quien más irrespetó tu amor
dirás que nunca me hiciste llorar
que fui yo quién no luchó
por ti, por ti
Dirás que eres tú quien sufre más
que tu dolor no tiene igual
que fabriqué inseguridad
en ti, en ti.
y quizá ni tu sabrás
que hay mentira en tu verdad
que tu excusa daña y mata
que te negaste pero alguien te vio
Y Dirás, que fui yo quien oculté
aunque tú todo guardes con llave,
 Dirás
que esta piel sabía a muchos
y quizá no note nadie
que hay mentira en tu verdad
que yo siempre supe a ti,
pero no se entera de lo bueno
quien sólo busca el mal.
Pero eso no lo has dicho
y quizá nunca lo harás.
Nunca, es no poder cambiar.

domingo, marzo 11, 2012

A veces pienso que:

Mi cabeza está llena de imágenes, de ahí nace la necesidad de probar que existen, describirlas o calcarlas, de eso se trata.

jueves, marzo 08, 2012

¿Y qué hace falta para ser mujer?

"No se nace mujer, llega una a serlo". 
Simone de Beauvoir


Hace falta más que un par de tetas
no es cuestión de pintarse la cara
no hacen falta voces agudas
ni pronunciar las caderas,
ser mujer,
quizá poco tenga que ver con pantaletas.
Para ser mujer hace falta conocer
el peso histórico de la lucha
hace falta cuidar por equilibrio
y madurar más temprano
saber que menos es más
que el cuerpo más que un templo
es un cielo cambiante
visto así, 
no es mujer esa
que pela el culo para definirse
no es mujer esa,
que no es más que un coito insinuado,
que una arruga disimulada,
un color rosado,
una idiotez auto-proclamada por pereza
no, esa no es mujer,
esa lo pretende.

Hace falta sensibilidad arranca puertas
hace falta ser digna del nombre,
falta saberse madre aunque nunca se sea
pero también quitarse la etiqueta de:
Maquinita reproductora.
Quizá ser mujer es no necesitar de un hombre,
pero elegirlo si lo merece, y despedirlo si se lo busca
pero se puede ser mujer eligiendo a otra mujer
incluso nacer hombre y ser mujer,
porque no es cuestión de un par de tetas,
eso es otra cosa.
Hace falta el voto del sentimiento y la pasión al contarlo
hace falta volver justicia el abuso
entender la fuerza y la bondad
entender que, se es semilla de inspiración 
que el cambio duele pero crecer alumbra.
Visto así,
no es mujer la que vive alquilada a la belleza de afuera,
es mujer la que entiende ser mujer,
la potente y sensible que acepta tal responsabilidad,
la histórica y la que no necesita más permisos,
la que dividió la comida para los suyos
más veces que cristo y no salió en ningún libro.
Esa es la mujer,
las demás pretenden ser otra cosa.

miércoles, marzo 07, 2012

Dormimos para ensayar la muerte

Dormimos para ensayar la muerte.
Dormimos y somos tan libres, tan perdidos, que somos allá menos palpables a la culpa, y a lo que aquí negamos. Dormidos el mundo está adentro, porque te toca a ti ser el mundo. No hay entonces voz, doctrina o peso que evite mostrarnos tal como somos, cuando somos el sueño. Porque no hay ley, ni ojos ni padre del castigo que nos condene.
Dormimos para dejarnos, para asomar lo que no deja la piel.
Para ver al mar desbordarse de un volcán, y ver mariposas con cabeza de pájaro, y ver peces con cabezas de mujer, para volver a besar a los amores que no vuelven y no volverán; soñamos para darle a Dalí algo nuevo que pintar.
Dormimos para ensayar la muerte, y para ver allí a los que ya están muertos. 
Dormimos entonces para ser lo que somos realmente, soñamos porque ahí no nos afecta el pecado, soñaremos hasta dejar de ensayar.

domingo, marzo 04, 2012

Amor Intento

 Esos amores que no se atrevieron, mucho tienen de intento y poco tienen de amores. Porque hay quienes se esconden en nuestro recuerdo, por irresponsabilidad o falta a quedarse en nuestros días. Pero que no se crean, porque cuando viene el golpe incluso no hay recuerdo que esconda, porque hay faltas que eventualmente se borran, que la relevancia toma venganza y les deja abandonadas. Sin embargo ya está el castigo al que se vuelve recuerdo y espera a ser borrado, a que se desnutra de importancia, porque los recuerdos ya no saben quitarse la ropa, no alcanzan la desnudez, se vuelven borrosos en el intento.

sábado, marzo 03, 2012

EFEBOS 2012 (Nueva Fecha)



La inauguración de EFEBOS, será el sábado 17 de Marzo las 3 PM.