miércoles, mayo 03, 2017

León

Vino anoche un león a visitarme 
de un zarpazo usó mi pierna como llave
abriendo de par en par las cortinas 
de los días que no han nacido
y desnudando mis milagros rosados
la falta de miedo fue morbo de madrugada.
Hambriento comió de entre mis piernas
y la mordida fue evidencia en el tiempo
porque la luna flaca bebió río de piernas
y echado en mi frontera
felino apagó su noche
y así murió frente a mis ojos
para volverse hombre
era y estaba junto a mí
el ser que no estaba buscando
el mismo que me hizo dejar de buscar. 

No hay comentarios.: