viernes, julio 10, 2009

La lista X


Z, tendrás que admitir que mi forma de manipularte fue brillante en caso contrario tu mente fue demasiado moldeable; el hecho que pasaras de besar chicas a quitarme la ropa interior fue toda una victoria, aunque luego quise rechazarla, tu curiosidad alimentó mis ganas . Debo admitir que aún en estos días es tan genial recordarte.

A, fuiste el primero y pensé que serías el ultimo, puse mi amor por encima de todas tus traiciones, nunca llegue a entender ni la mitad de lo que decías y no precisamente por contenido sino porque fuimos de distintos mundos, y créeme que nunca más seré el tercero. Tenías miedo a que yo creciera, fue difícil dejarte atrás pero sé que siempre estarás ahí, sé que siempre contestarás.

E te digo que nunca más mezclaré amistad con amor pues es como mezclar cloro con limpiador de pocetas; he pasado por ti el mayor tiempo en tristeza, aun así de tu experiencia me hice algo voraz, empece a probar conceptos y a filosofar mortalmente. Sé que fui lo mejor que te pasará, aun cuando era yo un adolescente, me di cuenta que tengo la mágica capacidad para hacer a las personas especiales (aún cuando no lo son) y es que quería a un hombre y fuiste sólo un pequeño niño.

C, contigo conocí la verdad de los chicos mentirosos, creo que si hubiese pasado una semana más contigo me hubiera enamorado, entiendo que eres demasiado egocéntrico como para mantenerte cerca.

JH, siempre te deberé esa gran disculpa pues en tu historia fui caprichoso, nunca pude decirte que me espantó tu autocompasión , que tenías más problemas que soluciones ; aún cuando me gustan los chicos conflictivos me alejan los que dan lástima, quise asustarme si no estabas pero no funcionó. Bendiciones y victorías en tu camino.

J, me gustas, darte una actitud agresiva sería hacerte perfecto, hacerte más masculino hubiera sido el final de mi búsqueda. Mi excitación es prejuiciosa. Encontré contigo el deseo que había perdido, quise por primera vez contigo algo puramente físico pero en ironías tú quisiste más. Hay una parte de ti que siempre extraño. Imagino sobre todo los sábados en mi ducha como hubiera sido un chance a nosotros.

M, fuiste encantamiento a primera vista aún no supero tus ojos negros y como mordías mi boca. Tu tendencia posesiva fue romantica, sexual y destructura. Tu conflicto fue más grande que el mío y terminó acabándolo todo. Tal vez no tenía yo la magia para mantenerte feliz. Tienes la dulzura necesaria para llevarte conmigo, siempre querré verte, ningún cabello huele como el tuyo, quisiera llamarte y saber cómo estás.

P, ahora llego a la conclusión de que nunca te entendí ¿Estabas enamorado de mí? ¿Te gustaba mucho? Me lo hubieras dicho, en vez de traerme el cadaver de un amor que dejaste morir de hambre sin decirme nada. Ya no le cambio el nombre a los chicos. En un momento sentí que estabas copiando todo lo que yo hacía, pero eso no me parecía atractivo, pero tu nariz de pájaro en mi oído, tu vello púbico entre mis dedos, tus risas alcohólicas frente al mar, eso sí. Me pregunto si aún te gustan los grillos. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hahahaa forma rapida y divertida de conocer ese tipo de pasado XD me senti recorriendo un museo y leyendo las tarjetitas llenas de polvo debajo de cada pintura ( en mi caso debajo de cada fosil/animal disecado mas ciencia menos arte xD) estuvo bueno

P.S:sempai creo que estoy superando la pena de comentar en este tipo de cosas y eso no me gusta ._.)

Nek0-Ge0rGe

Sandum dijo...

Sería genial poder decirles todo eso en su cara ¿No? Saludos!

The Dreamer dijo...

A cada persona que pasa por nuestra vida, se quede en ella o no, le debemos algo bueno... Ellas nos hacen vivir experiencias de las cuales aprendemos y ellos aprenden de las experiencias que les hacemos vivir... Recordar el pasado con una sonrisa es uno de mis hobbies :)

Saludos! :D

Anónimo dijo...

no te parece feo hablar de las intimidades que tuviste en el pasado con todo y nombres? apuesto que nada de lo q escribiste se lo has dicho a ellos

Arzola d. dijo...

Estimado Anonimo, soy artista y el arte no pide permisos, disculpas o justificaciones. No apuestes a por mí, no sabes quién soy.