martes, mayo 13, 2014

33

Un tres perseguía otro tres
una corría y el otro siempre huía
siempre y por mucho tiempo
y así fueron
hasta que una vez cansado
uno preguntó:
¿Por qué me persigues?
Es que noté que somos iguales
respondió el otro.
Entonces se juntaron
e hicieron algo nuevo,
y cuando se acostaron a dormir
se hicieron infinitos.

1 comentario:

Salvatore Del-Re dijo...

Simplemente: hermoso, me encanta tu trabajo, es una maravilla que personas como tu dediquen su vida a la responsabilidad inherente que conlleva el decir: "soy homosexual, soy bisexual, soy transexual, etc." Debo decir que así como muchas personalidades históricas me has inspirado y la decisión está tomada, daré ni vida por la libertad no sólo del Pueblo LGTBI, sino por cualquiera dispuesto a recibir ayuda y con la necesidad de ser defendido, algún día nos conoceremos, y cuando llegue ese día, estoy convencido de que empezaremos a trabajar juntos, nos veremos en el futuro no muy lejano...