miércoles, febrero 10, 2010

Enmiéndalo

Algunas veces pasamos el día huyendo de algo hasta que al llegar la noche inevitablemente nos encontramos cara a cara con ello ¿Que pasaría si el cargo que llevamos después de todo no vale la pena? ¿Si el rescate no ha llegado porque sencillamente no van a venir por nosotros? Tal vez no haga falta escapar, no haga falta huir de ciertas cosas, tal vez debemos acostumbrarnos hasta que nos deje de importar tanto.

2 comentarios:

Queen Blues dijo...

O enfrentar...
Quién sabe.
Ojalá, ojalá que nos deje de importar lo suficiente para olvidarlo de modo definitivo.


(:

Sandum dijo...

Creo que en mi caso lo mas dificil ha sido evitar o acostumbrarme a que me deje de importar tanto =S. Saludos!