martes, marzo 29, 2011

Domesticación


Tú como un pronombre poderoso completas mis oraciones, tú has ido de frente contra mis murallas y has saltado sin gracia pero con valor, ahora que has pasado puedo rendirme. Has pronunciado las frases que sabiamente pudieron convencerme. Has barrido con todos mis temas y has robado mi atención. Tú traes el diálogo que usaría para una película y el nivel adecuado de gentileza. Y cuando te ofreciste a reparar mi casa pronunciaste la conquista, y cuando tu mirada de abandono me observó quise permanecer. Tú llevas la forma de las cosas que perdí y has cambiado tus horarios por mí. Has hecho que mis amigos me pregunten por qué ahora sonrío tanto. Has brincado las minas que puse en la camino y descifrado mis laberintos, y en honor a la verdad tu felicidad me hará subir de peso. No podría culpar a nadie más de tantas repeticiones en mi mente, y cuando marcas mis dificultades con tus victorias te ganas las palabras, y cuando ofreces tu confianza a mi autoprotección empiezo a fascinarme, y cuando apreciaste mis desastres supe que eres ideal. Tú estabas completo pero rompiste los esquemas y ahora somos mitad.
Así que brindo por tu entusiasmo porque he aplaudido tus cruzadas y te apoyo en tu brillante forma de ganar y es un placer derretirme. Y debemos buscar personas que merezcan lo que sentimos. Luego que te presentes tan tibio después del invierno que lancé sobre ti, lo justo sería ahora quererte y dejarte pasar.

lunes, marzo 28, 2011


Deja el buenos días, no lo digas
no si alguna vez dejarás de decirlo.
No hagas preguntas si la curiosidad no es suficiente,
No pongas mis limites en otra persona.
No te acerques si no es para contemplar la entrega,
No me dejes saber a qué hueles
porque será un desastre cuando no estés.
No digas palabras que no puedas mantener
porque mi cuerpo, mi razón y mi tiempo declaran guerra
No cambiemos mi aburrimiento por dolor.
No digas "amor" que cada concepto cambia según quien lo sienta
No cruces la cinta si luego no te atreverás a pisar
Los intentos no han dejado cosas buenas en mi casa
No digas nombres porque mis celos rompen.
No seas dulce, no te atrevas;
no si te marcharás al momento de probar.
No digas cosas que luego me cueste olvidar
porque soy borde loco y detallista y mi lógica le da forma a todo.
Entonces no, no digas amor si no vas a cumplir.
No olvides el sentido de los cómplices.
Harías crecer tanto mi preocupación y perdería otra vez mi calma.
Por favor.
No pruebes mi boca si luego la compartirás.
No digas amor,
no cuando no sabes mantener ese estado
Prohibido tocar
mientras tu pasión traiga aquí tanta fragilidad.

Fotografía por: Ana Pérez.

viernes, marzo 25, 2011

Jota Pé


Este complejo de Joey Potter me dice que terminaré limpiando mesas cansado de soñar.
Este fatalismo profesional hace analizar cada sentimiento mientras me quito la ropa.
Este cinismo altanero compite contra mis ilusiones del 2002.
Esta montaña rusa de humores me patea el culo y me estalla en risas.
Esta ofensa perpetua me dice que no bese labios ajenos.
Este síndrome no me deja entender a los demás ni que me entiendan.
Esta formación histórica me alienta a conocer mi revancha.
Esta conflictiva inteligencia borró la moda del masoquismo.
Esta psicosis me abre el apetito por las cosas que no he vivido.
Esta complicidad con el principito me mantiene en el romance.
Estos pequeños terremotos sabotean mi calma.
Este nutrido lenguaje diferentemente me salva y me condena.
Este excitante fetiche me sigue complaciendo cada vez.
Esta falta de compresión que llaman locura fastidia al primer mes.
Estas causas perdidas despertarán el interés algún día.
Esta colección de defectos hacen un estilo.
Son estos el grupo de elementos que me quitan el sueño.

Fotografía: Yessica Yatrofsky

martes, marzo 22, 2011

A veces pienso que:

No decidimos cuándo tener gripe, ni de quién enamorarnos, estamos hablando de enfermedades que simplemente vienen y suceden.

jueves, marzo 17, 2011

Enemigos imaginarios


Me diste 93 palabras articuladas
48 minutos de atenciones
12 cortejos telefónicos y 7 cumplidos.
Me diste un apodo adorable
una historia creíble 
y la diferencia de edades suficiente para gustarme.
Me diste la razón cuando no la tenía ,
tres saltos por encima de mis defensas
y un viernes para esperar.
Tomaste una vez la iniciativa y cuatro veces el intento.
Me diste pequeñas despedidas que traduje en grandes abandonos.
Tenías la actitud pero no la repetición.
Pero no siempre dependemos de la química,
son esas las veces que nos salva la constancia
Si no sabes de esto considérate hundido.
Me diste una idea para el lado vacío de la cama
y proyectos de buscarle par a mi cepillo dental.
Me diste tregua entre mis enemigos imaginarios,
una excusa para llevar mi complejidad a lo sexy.
Me diste un tema para sentirme ignorante
una idea para apresurarme
Y las cosas que siempre quise escuchar
4 mensajes de texto al día,
7 minutos de fantasía sexual,
3 días de fe y 2 toques anunciados que nunca se sintieron.
Pero nada de esto te llevó a morderme la boca.
Nada.

Foto por: Yann Faucher.

martes, marzo 15, 2011

Tiempos

Todo pasa, aprovecha mi lentitud.

jueves, marzo 10, 2011

Primera publicación 2011



El 6 de Marzo de 2011 el diario el Aragüeño publicó uno de mis poemas: Las cosas que no puedo tener. Enhorabuena otro pequeño paso para el blog.

+

El 13 de Marzo de 2011 el poema fue publicado nuevamente


jueves, marzo 03, 2011

Poema desintegrado para Aarón

Crucé los dedos para que tu subjetividad se posara en mi belleza. Luego se me cayó la mano. Volvió al centro de mi cuerpo la sensación del amor escolar. La repetición de escenas y el deseo de complicidad, eso, la repetición. Eres mi sabor favorito. Tu belleza está en las cosas que ocultas, porque la belleza desintencionada es la de verdad. Aunque Todos los tú y todos los yo que andan en la calle se indiferencian a propósito. Tú a mí me arrancas la calma, y algunas tardes no estuvo tan mal. Eres lo que no admito. Los preciosos accidentes. Malicia en el país de las maravillas. Claro que te elegí porque llevabas municiones. Y aquí está esto: Un rato que te busca, en estado de desintegración y tu maldito misterio que no me dejó aburrirme. Y mis agujeros queriendo que los llenes. Pero si no puedes besarme la boca, no dejo que la boca te hable, pero la mente, la mente siempre te grita.

Yo sólo quería que me respiraras, y eso es todo.