martes, agosto 25, 2009

¿Que te hace sonreír?

Las fotografías viejas, los recuerdos del liceo, mi cabello por las mañanas, el libro de Luis Chataing, Will & Grace, Alanis en el "Feast on Sraps", la risa de mi mejor amiga de la escuela, la forma como Karina insulta a su mamá por teléfono y como le sacamos música a todo. El sushi en mi boca, el hermoso chico de Valencia con el que estoy saliendo, pensar en nuevo proyecto. Los comentarios extremadamente gays me dan risa. Irremediablemente ver a alguien caerse de golpe me hace reír.

lunes, agosto 24, 2009

Sia - soon we'll be found

video
Hace mucho que escuchaba o veía algo como esto que presenta la dulce Sia

lunes, agosto 17, 2009

La taxista, el muchacho que no recordaba y yo


Terminaba una sesión de fotos. Una de esas donde más me exigieron sonreír, no sé que tiene la gente en este país con querer ver a todos pelando los dientes. Era tiempo de volver a casa y salir de la caótica Caracas , la gente de la agencia corría con los gatos de mi retorno así que entregaron cierta cantidad de dinero. Buenas noches. ¿Cuánto hasta Turmero Señora?, entonces ella respondió: 120 BS. Pero serán 150 si me vuelves a decir señora. Está bien dije y sonreí, Subí al auto mientras pensaba que el precio era casi un regalo en cosas de este año. Iba yo partiendo del terminal de Caracas, es decir la bandera, a las 9 de la noche, demasiado tarde para tomar un autobús a casa demasíado temprano para querer volver a ella.

Se suponía que debía escribir una historia acerca de un taxista, cosa que había pedido mi profesor de literatura ¿qué mejor oportunidad que esta?
Ella era de cabello rulo amarillo, tenía una cola de caballo que rompía en una nube de algodón por la parte de atrás, dicen que las personas de cabello ondulado tienden a ser de carácter fuerte ,sus ojos eran color café, su voz entusiasta.

¿Vienes mucho a Caracas?, preguntó ella sonriendo. Este mes he venido cada fin de semana, respondí, ¿a ido usted a Turmero o tal vez a Maracay?, dije sin saber mucho cómo iniciar una conversación.

Si todos tratan de usted a la gente de mi edad créeme que no iré , dijo riendo un poco al terminar la frase. Tenía ella razón, era una mujer joven y yo la avejente con mi ¨usted¨, entonces continuó diciendo: una vez fui a llevar a alguien, de noche precisamente pero no recuerdo mucho, se que fue a un muchacho también, que por cierto dejó la ciudad a altas horas de la noche; fue hace más de un año creo, finalizó.

Manejaba a alta velocidad, el frío de la noche se hacia presente cada vez más y subí la capucha de mi abrigo. Las luces de los faros pasaban como estrellas fugaces en la ventana del carro, empezó a sonar la voz de
Tori Amos en uno de mis audífonos interpretando como nadie Somewhere over the rainbow, y la noche se hizo especial. La taxista habló contadas veces por teléfono pero presté poca atención, sé que hablaba con su esposo, lo supe al ver como sonreía. Cuando se viaja el retorno siempre es una cuenta regresiva, aún cuando tus dos gatos son los únicos te que esperan en la puerta de tu casa. El carro aceleraba y yo empecé a estar seguro que algo iba a pasar.

Como taxista debes haber visto muchas cosas, le dije en otro intento de evitar el silencio. Púes fíjate que no tanto dijo ella, creo que la gente es más misteriosa cuando no habla, por ejemplo aunque no recuerdo mucho a ese muchacho que llevé, recuerdo que varias veces logré verlo por el retrovisor, noté que lloró en silencio todo el camino hasta su destino y en esas cosas a veces uno duda en meterse, es algo delicado. ¿fue la vez que fuiste a Turmero? interrumpí. Sí fue cerca de la encrucijada, creo que es Turmero, respondió ella.


Naturalmente esa noche algo iba a pasar, algo había pasado ya, y no me había dado cuenta. Fue imposible
no quedarme en silencio, la impresión congeló mis labios. Ella no me recordaba, pero yo acababa de recordarla perfectamente, y con esto volvió a mí esa terrible noche donde una vez abandoné Caracas a altas horas por una llamada telefónica; volvió a mí el sentimiento de que esa noche nunca terminaría , ese ardor en el estomago y ese nudo grueso en la garganta. Las imágenes de todas mis cosas rotas, y saber que regresas a un sitio al que no quieres , las cosas que me apresaron una vez volvían a mi mente como esa noche que lloré en silencio todo el camino a casa. Esa noche nunca la olvidé, sólo obvie a la persona que me llevó esa vez a esa grieta llamada hogar. Esta es mi historia sobre un taxista querido profesor. Tori siguió cantando y yo me callé una vez más.


*Domingo 7 de Noviembre de 2010. Diario El siglo de Maracay publicó mi post.

jueves, agosto 13, 2009

Un buen tema para un libro

Recogía yo su ropa, la doblaba como la primera vez que la tome en mis manos, dos años salían a pedazos de mi y en bolsas se iban quedando. Las paredes parecían venirse abajo. Recogía sus CDS, barrí la habitación para que el la encontrase limpia al momento de irse. Comprendí que este era el fin. Lo comprendí tanto como para renunciar a la rabia provocada por sus acciones. Esta. Seria la escena final y yo solo sentía una profunda tristeza jamas vivida. Entre la opresión mas grande recibida por ti, decidí ya no más. Incluso cuando soñaba casarme contigo. Tristemente me equivoque.

Recordé el momento en que nos conocimos, las caminatas de madrugada y la lluvia sobre Caracas, recordé el primer hotel y nuestra primera habitación, tus chistes que nunca dieron risa, tu olor al llegar a casa, tus ojos de cachorro triste. Esperaba despedir a quien fuiste y no a quien eres. Entonces. Decidí perdonarte aun cuando tu nunca pediste perdón, Recogía yo su ropa y fácilmente llore mil océanos.

En mi abundaba nostalgia. Tal vez en algún futuro mis lagrimas te regresen a casa, y a casa te hagan llegar. Que te des cuenta que incluso tanta maldad puede enmendarse. Me sentí irremediablemente solo y demasiado viejo a los 20.

4 bolsas llenas, un solo cepillo dental en el baño, una cama incompleta y mojada. Las palabras que pegaste a mi vocabulario duelen y carecen de sentido. Los gatos preguntan por ti y corren a la puerta cada vez que suena porque seguro piensan que eres tu, el árbol del patio se vino abajo, la nevera esta vacía, la cocina desierta, la voz de tu cantante favorita ya no esta, tu fascinación por Tarantino también se ha ido, Entonces llore una vez más y volví a sentir que mis lagrimas te traerían a casa.

Cerré la cortina de la ultima función sin mas preguntas que hacer. Esperando detrás del escenario que te fueras, porque te pedí que lo hicieras, y no podré ayudarte mientras estes con otro. Estoy seguro que algún día tal vez cuando yo aun espere o no, tu mente te hablara y si te das cuenta que fui valiente y humano al quererte y cuidarte como nadie estos años y encuentras amor para mi, esta bien. No necesitare saberlo. Siempre fueron cosas de canciones.

miércoles, agosto 12, 2009

Un lugar mas allá del arco iris

En algún lugar mas allá del arco iris yo podré sonreír dentro de mi, las nubes serán de algodón, mi corazón sentirá calor, en algún lugar sobre el arco iris todo será perdonado. Tomaras mi mano. Besaras mis labios. En algún lugar mas allá del arco iris recordare el tiempo en que llorar era imposible y cuando era imposible dejar de llorar. Los gatos se acostaran, los pájaros volaran, Dios sabrá que lo logramos. En algún lugar mas allá de arco iris el dolor se habrá ido, tocaras mi cabello y yo te abrazare, nuestra leyenda vivirá de nuevo.

En algun lugar mas alla del arco iris lloraras en mis brazos, te diré que todo esta bien, que aun te quiero, que siempre te espere, que te perdone, que estamos bajo el mismo cielo.

Dios por favor llevame a un lugar mas allá del arco iris.

lunes, agosto 10, 2009

George

Nunca te pediré que seas feliz, porque no pediré algo que yo no haya conseguido, por esto no te pido eso. Te pido niño que seas grande. Has tapizado mis paredes rotas y ahora se ven mejor. Nos tocara partir un día, lo sé. Pero te llevo conmigo, niño verás... hace mucho no sentía este calor de hogar que tú me has dado, recuerda: Cambiar no debe asustarte, cambiaremos, lo importante es conservar aquellas cosas que sabemos, nos hacen especiales. Mi fe está contigo. Espero que no tengas que contar ovejas esta noche. Perdoname niño por abrirte el camino donde hace poco sufriste un choque. Eres tú la ultima cosa dulce que tal vez conozca . No te pediré que seas feliz, te pido que seamos egoístas con nuestras sonrisas. No estás frío aquí se nota tu calor. Niño. No estas frío sigues cálido, escuchame. Lo que importa es nuestra libertad. No dejes de soñar. No te pediré que seas feliz. Se grande. Yo estaba bajo las olas y tú me diste tu mano, y es por esto que te quiero. No seas feliz se grande.

viernes, agosto 07, 2009

Entre piernas

Diferentes tomas de piernas masculinas. Realizadas en mi viaje a la isla de Margarita

miércoles, agosto 05, 2009

Niebla de mariposas blancas


¿Qué me pasa? ¿Alguien sabe cómo parar este revoloteo de mariposas?, que no sólo hacen fiesta en mi estomago, sino que también bailan en mi mente y me hacen crear personas en ella, personas que tal vez no existan.
No puedo recordar nada, tenia algo que escribir, algo que revisar, algo que hacer y me quedo en blanco. Mierda. No sé definirle, no puedo recordar nada, incluso mi mentor ya no está.

El cansancio no se va, el sueño no se va, todo es tan blanco, es como si borraran todo.
¿Qué me pasa?.
Mierda.

lunes, agosto 03, 2009

Jackie's strenght

Nadie se imagina cuanto tiempo llevo queriendo publicar algo acerca de esta canción, la verdad la considero una canción de madrugada; mi favorita de ella. Puesto que casi siempre la escuchaba en horas como esta le he dado este sentido. Para quien no conoce a Tori Amos (cosa común en este lado del planeta), Tori es grande, es legendaria sobre el piano, es magistral en voz, profunda y cuestionante en letras; por eso es una las personas a las cuales siempre escucho. Jackie's strenght relata su reacción ante la historia de Jackie Kennedy, tras la desgracia del asesinato de su esposo, el una vez presidente de los estados unidos, también transmite la fuerte conexión que podemos tener con alguien que de una u otra forma ha estado con nosotros, e incluso un estado de impotencia de no poder hacer más por esa persona. Sólo rezar.


La fuerza de Jackie

Bouvier hasta el día de su boda.
Sonaron unos disparos, la policía vino
mamá me lanzó sobre la grama
y rezó por la fuerza de Jackie.
Sintiéndome vieja a los 21,
nunca pensé que me llegaría el día;
mis damas de honor acostándose,
rezo por la fuerza de Jackie.

Hazme reír,
di que sabes lo que quieres,
Dijiste que nosotros éramos lo máximo
Así que te enseño un poco más y aprendo
lo que puede hacer la magia negra.
Hazme reír,
di que sabes que puedes convertirme en lo máximo
así que te enseño un poco más y aprendo

Calcomanías engomadas en las loncheras
Idolatrando a David Cassidy,
sí, una vez le mostré el trasero
al de la lonchera de Donna,
y ella todavía está recuperándose.

Dormir en casa de Beene que tiene marihuana
Sólo eras popular con anorexia
Así que me transforme de adentro hacia afuera
con la esperanza de que alguien viera

Hazme reír,
di que sabes lo que quieres,
Dijiste que nosotros éramos lo máximo
Así que te enseño un poco más y aprendo
lo que puede hacer la magia negra.
Hazme reír,
di que sabes que puedes convertirme en lo máximo
así que te enseño un poco más y aprendo.

Me perdí el día de mi boda, típico, la policía vino
pero las vírgenes siempre son relegadas
sin importar lo que tengan que decir.
Si amas lo suficiente mentirás muchísimo,
supongo que así era en Camelot
Mama está esperando en el césped de enfrente,
Rezo, rezo, he dicho que rezo...
por la fuerza de Jackie.