viernes, julio 20, 2012

Carnívoro

 A veces como un cachorro lamías mi cabeza
mientras pensaba que era cuidado y no apetito
yo te cuidaba las madrugadas queriendo cuidar tus días
pero no hubo lealtad en el mundo el día que tú naciste
admitiría que aderecé mi sabor jugando entre tus dientes
Y puedes presumir que fuiste presa
cuando fuiste un carnicero
decir que fui parte del crimen
sin decir que fui el muerto
y tú podrás ser el bueno
hasta que me toque abrir la boca
pretender ser bueno no es ser bueno
Apostarlo todo puede ser perderlo todo
pero podemos seguir
los días siguen
nada pasa si nos toca ignorar a alguien
tu naturaleza finalmente vendría a por mí
y mi naturaleza te insultaría en mi defensa,
 A veces como un cachorro lamías mi cabeza
pero ahora tengo espinas nacidas de la razón
ahora tengo durezas nacidas de la furia
ahora tengo la defensa
que escoñeta si me miras
No se llora lo perdido 
si la decepción vaporiza las lágrimas
nada pasa, nada
nada pasa si nos toca ignorar a alguien.
Finalizo a rastras de tu matanza
con una última frase:
Pensar en ti,
es sentir que el mundo es una mentira.

3 comentarios:

Fernando Arturo dijo...

La verdad siempre se impone...

Karl André dijo...

Te he citado ya dos veces en mi facebook, que no quede como robo.

Arzola D dijo...

Karl, Citar no es robar. Entonces gracias por citarme. Yo Cité una tuya en mi cuenta de twitter, aquella frase de la verdad cayendo sobre la boca. Es innolvidable.